El año del barrio de Tepito

La zona comenzó a cambiar a partir de 2007, pero tras la desaparición de los 13 jóvenes en el bar Heaven, se intensificaron las acciones a su favor de todo tipo

COMPARTIR 
18/05/2014 03:01 Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de mayo.- Para el cronista de de la delegación Cuauhtémoc, Alfonso Hernández, la actividad artística, de investigación y de inversión gubernamental en el último año en ese barrio permite afirmar que éste ha sido “el año de Tepito”.

Hernández ha sido uno de los principales expositores del barrio entre la academia: realiza recorridos turísticos por las  calles de Tepito, asesora investigaciones de doctorado y forma parte del grupo de gente que afirma que a los jóvenes desaparecidos en el  bar Heaven hace un año “sólo los extrañan sus familias”.

El barrio comenzó a cambiar desde 2007, asegura el también cronista de Tepito, cuando fue expropiada la vecindad del 40 de Tenochtitlán (con salida también a Jesús Carranza).

Por tratarse de un sitio que identificaban como centro de operaciones de narcomenudeo, pocos se atrevieron a protestar por su expropiación y demolición. “Los del 40 se sentían intocables. Nadie puso la mano por ellos”, dijo Hernández.

1 corredor de seguridad se está construyendo

En la calle Carpintería existe el mural Caídos del Barrio de Tepito. Ahí  están los retratos o nombres de quienes mueren violentamente en la zona,  plasmados por  sus amigos y familiares. “Los muchachos del Heaven no están. Se considera que no tienen derecho. No cayeron en el barrio”, explicó Hernández.

Tras la sustracción forzada de los 12 jóvenes de Tepito en el bar Heaven el 26 de mayo de 2013, tanto la delegación Cuauhtémoc, como el Gobierno del DF desplegaron campañas paralelas de remozamiento urbano en el barrio.

La delegación remodeló dos deportivos, colocó pasto sintético en la cancha Maracaná en el corazón del barrio, creó un centro de artes y oficios que está en proceso de equipamiento, y está construyendo un corredor de seguridad en Jesús Carranza, que servirá para reordenar el comercio informal en esa calle y permitir el paso de policía, ambulancias y bomberos.

Sólo con opciones de cultura y deporte, podremos ayudar a que los jóvenes del barrio tengan otra visión de vida”, sentenció Hernández.

45 jornadas de limpieza y pintura han tenido

La Secretaría de Desarrollo Social (SedesoDF) ha completado 45 jornadas de limpieza y pintura en el barrio desde junio de 2013. Se alcanzó la cobertura total de pensión universal, se han incrementado las becas a estudiantes y a personas en situación vulnerable, se otorgaron apoyos para los proyectos de mejoramiento barrial, y se crearon talleres de cine y de música para niños de Tepito, tomando como base de operaciones el plantel de la preparatoria construida donde se encontraba la vecindad del “40”.

No todo, sin embargo, ha sido terso. El proyecto enfocado en las madres de familia para que motivaran a sus hijos a no consumir drogas y evitar su ingreso al narcomenudeo ha tenido poco alcance, debido a que los padres de familia se oponen a él, porque son directamente perjudicados por el planteamiento, asegura la titular de la SedesoDF, Rosa
Icela Rodríguez.

Lo más importante han sido los apoyos a niños y mujeres. No siento un avance sustancial en  jóvenes, aún nos falta ahí. Las jornadas han servido para que la gente ya no nos tenga desconfianza. Sigue habiendo fuerzas a las que no les conviene que entremos”, insistió Rodríguez.

Lo que sucede, consideran vecinos como Gabriel Sánchez, arquitecto, activista social y ambientalista dentro del barrio,  es que sólo han sido cambios “cosméticos” y no de fondo.

Tepito ha tenido una atención sin precedentes desde diversas disciplinas. Carlos Cuarón filmó la película Besos de Azúcar. A decir del cineasta, “Tepito está lleno de gente noble, que te apoya, nunca tuvimos un problema. Obviamente tuvimos que entrar con gente que conoce el barrio.”

Daniel Giménez Cacho desarrolló la puesta en escena Safari en Tepito, Un viaje a paisajes urbanos; además de grabar la teleserie Crónica de Castas.

Además de las televisoras nacionales, cadenas de Estados Unidos, Europa y Asia han realizado reportajes sobre ese barrio y actualmente la BBC elabora un documental sobre la Santa Muerte.

Están en curso además, media docena de investigaciones para tesis de doctorado en diversas universidades de México, Estados Unidos y Europa.

Esto permite al cronista del barrio decir que “éste ha sido el año de Tepito”.

Historia de venganza

La madeja del caso Heaven inició la noche del 23 de mayo del año pasado.

Aquella noche, el narcomenudista Horacio Vite Ángel fue asesinado en el bar Black de la colonia Condesa. El cuerpo sin vida fue dejado al lado de un árbol en la calle Ensenada.

En venganza por ese asesinato, el 26 de mayo amigos y socios de Vite Ángel sustrajeron a 12 jóvenes vecinos del barrio de Tepito que estaban dentro del bar Heaven. Fueron sacados sin violencia y llevados a vehículos compactos. No se volvió a saber de ellos durante meses.

El 30 de mayo, los familiares de los desaparecidos se manifestaron en el Eje 1 Norte para exigir información sobre los desaparecidos. La Procuraduría capitalina toma el caso.

El 22 de agosto de 2013 fue localizada una fosa clandestina en Tlalmanalco, Estado de México, con 13 cuerpos, lo que hizo dudar respecto a si se trataba de los 12 jóvenes sustraídos del Heaven. Se confirmó meses después con estudios de ADN que eran ellos y se reveló la personalidad del treceavo cuerpo: un informante durante el inicio de las investigaciones.

Fue hasta la tercera prueba de ADN que la mayoría de los afectados aceptaron que se trataba de sus familiares.

A la fecha se han entregado nueve cuerpos. Los más recientes los de Alan Omar Athiencia y su esposa Guadalupe Karen Morales. Anteayer fue sepultado Said Sánchez. Aún quedan pendientes de ser recibidos por sus familias los restos mortales de Jerzy Ortiz Ponce, Jennifer  Robles, Eulogio Fonseca y Gabriela Téllez.

—Arturo Páramo y Ximena Mejía

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red