Tardarán dos meses en rellenar la mina de la Álvaro Obregón

Para consolidarla se usará una mezcla de bentonita cemento y arena

COMPARTIR 
10/04/2014 04:33 Arturo Páramo
Ocho metros abajo, dentro de la mina, las ramificaciones se extienden 200 metros. Tienen una forma curva, abovedada, lo que le permite soportar el peso que hay encima y aún pueden verse las marcas dejadas por los mineros.
Ocho metros abajo, dentro de la mina, las ramificaciones se extienden 200 metros. Tienen una forma curva, abovedada, lo que le permite soportar el peso que hay encima y aún pueden verse las marcas dejadas por los mineros.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril.- La mina que fue descubierta en la colonia Jalalpa en la delegación Álvaro Obregón, en noviembre pasado, tiene unos 200 metros de longitud y se espera que sea consolidada y rellenada en poco más de dos meses, debido a la inaccesibilidad del lugar donde se encuentra.

 Gustavo Guerrero Torres, jefe de la unidad departamental de urbanización, minas y taludes de la demarcación,  comentó que consolidarla y rellenarla costará dos millones de pesos.

Para ingresar al filón es necesario llegar a la colonia Jalalpa, entrar por las intrincadas y estrechas calles hasta llegar a la boca de la mina. Se trata de un agujero de un metro de diámetro.

“Fue localizada por un estudio de geofísica, realizado por la Facultad de Ingeniería (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional”, explicó Guerrero Torres.

Para entrar a la mina hay que bajar unos ocho metros por una escalera. Ya dentro, el terreno es escarpado.Tiene ramificaciones debido a que quienes la explotaban seguían la veta de la arena apta para la construcción, y para extraer la piedra que podía utilizarse en la elaboración de grava.

Dentro, tiene una forma curva, abovedada, lo que le permite soportar el peso que hay encima, dijo. Incluso pueden verse las marcas dejadas por los mineros cuando golpeaban el terreno con pico para desprender el material que sería extraído.

“Tiene un desarrollo de 200 metros  (en diversas direcciones) y de volumetría unos dos mil metros cúbicos.

“Tenemos considerado hacer la regeneración mediante una costalera, hasta abarcar la cúpula (la parte alta de la caverna) y se aplica una mezcla fluida a base de cemento, arena y bentonita”, explicó.

Sobre la mina, a unos 18 metros de distancia en línea recta,  hay unas 25 casas. Ninguna de ellas, dijo Guerrero Torres, corre peligro de derrumbarse, pues el suelo es firme.

Dentro de la mina, sin embargo, se han registrado “caídos”, es decir, piedras y tierra que se han desprendido de los costados y techo del túnel.

De acuerdo con el funcionario, se realizan recorridos y observaciones constantes en las zonas de barrancas para detectar la aparición de minas, ya sea porque son localizados por el radar, o por el hundimientos que hay en el terreno.

Respecto del rellenado de la mina  explicó que “estamos hablando, por lo complicado que es el acceso, de 70 u 80 días más o menos. Tenemos que buscar la forma de cómo acceder el material”, comentó Guerrero Torres en entrevista realizada en el fondo de la mina.

“Gran parte de este material (extraído de la mina)  fue usado para la construcción de casas en la Ciudad de México. Su explotación se realizó principalmente en los años 30, 40 y 50”, explicó.

Comentarios

Lo que pasa en la red