Cuesta caro a familias efectos de la polución

La contaminación agrava a pacientes con asma o enfermedades respiratorias y genera gastos de hasta dos mil pesos diarios, dicen especialistas

COMPARTIR 
29/03/2014 05:36  Cintya Contreras

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo.- Entre mil 500 y dos mil pesos diarios, tiene que desembolsar una familia para atender una crisis de asma o de cualquier otra enfermedad respiratoria en menores de edad, ocasionada por los altos niveles de contaminación.

La consulta de urgencia con el médico especialista, los medicamentos que requiera para estabilizarse, aunado a los gastos por transporte, alimentación y los que se generen durante el momento de la crisis, van mermando el presupuesto familiar.

Un niño de cuatro a diez años de edad tiene en promedio cuatro episodios de infección respiratoria, al año, que requieren atención médica y una parte de ellos se debe a la contaminación atmosférica”, señaló Víctor Manuel Torres Meza, especialista del Centro de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (Cevece).

Un silbido inusual mientras inhala o exhala el pequeño, el hundimiento en el cuello debajo de “la manzana de Adán”, son los primeros indicios de que la crisis de asma viene en camino. En un tiempo no mayor a 15 minutos, las cutículas se empiezan a poner blancas o moradas y la falta de oxígeno en el cuerpo es evidente, ante el bloqueo de la entrada o salida del aire, lo que indica que requiere, de urgencia, ir al hospital.

“No te da chance de nada, apenas ves que se empieza a poner mal, si no sabes cómo manejar la crisis en la casa, hay que correr el médico, no importa la hora, o la distancia, su vida pende de un hilo”, explicó Sofía Herrera, madre de un niño de seis años con asma.

Según estudios del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el ozono, partículas sólidas con un tamaño de 10 micras (PM10), dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono y plomo, son los contaminantes más nocivos al cuerpo y en especial a las vías respiratorias, por lo que su alta concentración, afecta de inmediato a la población vulnerable como son los niños.

Claudia Giraldo, inmunóloga de la UNAM, dijo en entrevista que ya tienen detectado que en los días y en las horas con mayor contaminación en la Ciudad de México, aumenta el ingreso al hospital de pacientes con asma o enfermedades respiratorias.

“Quienes son alérgicos llegan con mayor frecuencia a los servicios de urgencia por crisis bronquial o conjuntivitis muy severa, en los que la contaminación fue un factor que detonó la gravedad”, comentó.

Al respecto, Horacio Riojas, director de Salud Ambiental del INSP, informó que desde los años noventa, identificaron que conforme crecen y varían los contaminantes en el aire, también se eleva la cantidad de enfermos en las ciudades.

Un cálculo hecho por el Cevece de la mano con instituciones de epidemiología de Suiza, determinó que el gasto “catastrófico” en cada crisis de asma, relacionada con un día contaminado es alto, sin importar si se atienden en el sector público o privado, y conforme tarden en mejorar las condiciones de calidad del aire, también tarda en recuperarse la persona enferma, lo que multiplica la cantidad de dinero a desembolsar.

En el caso de los adultos, el gasto se eleva, ya que se debe sumar el dinero que dejan de ganar por faltar al trabajo o reducir sus jornadas laborales.

No sólo es la consulta, sino que se ingresa y si además la persona es la que mantiene a la familia, viene un costo adicional, por lo que deja de recibir al no trabajar. De mil a cinco mil pesos tuvo que pagar, pero cuánto dejó de recibir por los días que estuvo hospitalizado”, señaló Torres Meza en entrevista.

Si bien los cálculos están hechos a partir de que la enfermedad ya se manifestó, hay otras que ocurren mientras aparecen los síntomas previos.

“Hay costos difíciles de calcular para una persona que realiza sus actividades pero se siente mal, tiene dolor de cabeza, arden los ojos y su productividad baja”, señaló Riojas.

Indicó que la población entre 15 y hasta 45 años, tiene mejor resistencia a las enfermedades respiratorias, pero no se salvan de éstas, ya que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reportó que el sector empresarial ha demostrado que gran parte de las ausencias laborales se deben a problemas de salud en sus empleados.

En el caso de los niños, la contaminación no sólo hará que se enfermen más y que sus papás gasten más en la atención medica que requieren, sino que también padecerán en el desarrollo pulmonar y según estudios del INSP quienes viven en zonas contaminadas, nunca alcanzan un crecimiento real de dicho órgano, lo cual se refleja en una disminución de la capacidad para respirar.

En los adultos mayores, los cuadros respiratorios son más agresivos ya que el organismo, debido a la edad, tiene sus defensas bajas, aunado a otras enfermedades crónicas, lo que en conjunto los hace más vulnerables a días contaminados.

Con base en cifras del INSP, las enfermedades respiratorias causadas por la contaminación por ozono o Partículas Suspendidas, son la tercera causa de muerte en el Distrito Federal.

Si está comprobado que los altos niveles de contaminación causan crisis de asma o agravan otro tipo de enfermedades respiratorias en la población, los pronósticos no son favorables para los próximos meses, ya que la Secretaria de Medio Ambiente del DF prevé altas concentraciones, al menos de ozono, ya que el calor se incrementará y no habrá mucho viento que ayude
a dispersarlo.

Después del año 2002, cuando se activaron nueve precontingencias ambientales por ozono, el año pasado fue el más activo, al sumar cinco, tan solo por ozono y una más por partículas
suspendidas.

El jueves de la semana pasada, se activó la segunda precontingencia ambiental por ozono en el Valle de México, la cual tuvo una duración de más de 24 horas, en las que personas con asma, o aquellas propensas a enfermedades respiratorias, prácticamente no pudieron salir de casa, para evitar crisis, que terminen atendiéndose en el hospital.

Las autoridades tanto de salud como ambientales, recomiendan a las familias con niños o adultos mayores con asma u otras enfermedades respiratorias, estar al pendiente de los reportes de la calidad del aire, que hora por hora se dan a conocer en el sitio www.calidadaire.df.gob.mx

 

Señales

Los primeros indicios de que la crisis de asma viene en camino

  • Un silbido inusual mientras inhala o exhala
  • Hundimiento en el cuello debajo de “la manzana de Adán”
  • En un tiempo no mayor a 15 minutos, las cutículas se empiezan a poner blancas o moradas
  • La falta de oxígeno en el cuerpo es evidente, ante el bloqueo de la entrada o salida del aire

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red