Antros siguen con horario tolerado

Contravienen la ley que los obliga a bajar la cortina antes de las tres de mañana; la autoridad ignora nuestras peticiones de permiso, dicen empresarios

COMPARTIR 
01/02/2014 05:16 Kenya Ramírez

CIUDAD DE MÉXICO.- 1 de febrero.- La mayoría de antros, bares y discotecas de la Ciudad de México funcionan de manera irregular bajo un horario “tolerado” que contraviene la normatividad, la cual obliga a que la cortina se baje antes de las tres de mañana.

Los empresarios de esta industria reconocen que no están regulados y que pagan “cuotas” para no ser sancionados con una suspensión o la revocación de la licencia de funcionamiento.

A pesar de que la Ley de Establecimientos Mercantiles del DF establece los requisitos para que los giros de alto impacto (antros, bares y discotecas) den servicio hasta las cinco de la mañana, esta disposición no tiene efecto por omisiones de la autoridad.

El gobierno capitalino no ha cumplido en lo que respecta al Comité de Evaluación de Riesgos, conformado por varias instancias locales, encargado de dar el visto bueno para las licencias de ampliación de horarios. Se instaló a principios de 2013 y no volvió a sesionar, por la cual no existe una ventanilla para realizar el trámite.

Ismael Rivera, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) señaló que alrededor de mil 500 establecimientos han tramitado este permiso, que ha sido ignorado por la autoridad.

Dijo que estos negocios cuentan con los requisitos que marca la ley para escalar al horario de las cinco de la mañana: elementos de seguridad capacitados y registrados ante la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF); arcos o paletas detectores de metales; alcoholímetro en el lugar; un programa de responsabilidad social; registro del gerente responsable en turno y contar con un paramédico in situ.

Explicó que los lugares que cumplen con esos puntos deben hacer una solicitud ante la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), y ésta la manda a la delegación, la cual tiene cinco días para contestar. Con el simple hecho de que la ignore procede la negativa ficta.

Imposible regularnos, estamos en la peor crisis de la vida nocturna, no le vemos salida, la única es que exista la voluntad para reglamentar. Tengo cerca de 10 oficios que hemos metido a la jefatura de Gobierno; la Secretaría de Desarrollo Económico también está enterada pero está imposibilitada”, dijo Rivera.

Cuestionado sobre el tema, Eduardo Santillán, diputado del PRD en la Asamblea Legislativa  y ex delegado en Álvaro Obregón, comentó que la regulación de horarios en antros y bares se ha convertido “en letra muerta”.

Dijo que los establecimientos han caído en una violación sistemática y las delegaciones están rebasadas en la revisión de horarios, lo cual genera una situación de permanente riesgo y simulación. Lamentó que no exista la ampliación de horario ya que reduce la vida nocturna en la ciudad.

Para que se diera tendrían que cumplirse una serie de requisitos, tanto de seguridad, como que no estuvieran en zonas habitacionales, de preferencia en plazas comerciales. Ha habido negligencia por parte de diversas autoridades, y las delegaciones están absolutamente rebasadas en el tema de la verificación de horarios”, señaló el legislador.

El también presidente de la Comisión de Vigilancia de la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF comentó que el Instituto de Verificación Administrativa (Invea-DF) tampoco ha hecho lo suficiente para garantizar el cumplimiento de la Ley. “El Comité que se señala en la Ley para dar los vistos buenos, ni siquiera se ha logrado que funcione con regularidad, no se han emitido las opiniones para dar las ampliaciones.”

Mencionó que se deben ajustar los procedimientos de verificación de establecimientos mercantiles, y puso como ejemplo el mecanismo de inspección preventiva que aplicó durante su gestión como jefe delegacional, similar al que actualmente funciona con Leonel Luna.

“Cerca de 150 personas de la delegación con personal del Invea hacían un recorrido a las tres de la mañana para verificar que los establecimientos estuvieran cerrados, ahora no hay actividades de manera preventiva en las demás delegaciones.

El procedimiento me parece que hoy está rebasado, para ordenar una verificación en materia de horarios se recibe una queja vecinal, se lleva a cabo la solicitud, se programa la verificación y se acude al lugar para cerciorarse. Es complejo y engorroso que impide una actuación de manera preventiva”, dijo.

Habló de la necesidad de tener una guardia especial de verificadores para horarios nocturnos, específicamente entre las doce de la noche y hasta después de las cinco de la mañana para inspeccionar de manera preventiva.

“Es importante que den un mensaje claro a la industria del entretenimiento, sesione el Comité y pueda emitir los vistos buenos de ampliación de horarios a los que cumplan con los requisitos.

Se genera una trampa legal porque no se otorgan ni se niegan las autorizaciones con lo cual se incumple, hay solicitudes sin resolver desde hace tres años. Es lamentable que nos demos cuenta que no se cumplen los horarios cada vez que hay un hecho de violencia”, acusó el perredista.

Eduardo Santillán anticipó que solicitará un informe de verificaciones en materia de horarios a las 16 delegaciones, así como las sanciones que han aplicado. 

 

Viven su peor crisis, aseguran los antreros

“La tolerancia también tiene precio”, dicen algunos empresarios de la vida nocturna, y acusan a las autoridades delegacionales de no permitirles que se regularicen, además de cobrarles “cuotas” mensuales para que cierren los negocios después de las cinco de la mañana, como ocurre en zonas como Polanco, Zona Rosa, Condesa, San Ángel, Coapa y Santa Fe, entre otros.

“No se escalan los horarios de forma legal, las delegaciones están cobrando entre 20 y 25 mil pesos mensuales para que los lugares puedan operar después del horario, y esto sucede en la mayoría. Si multiplicas 20 mil pesos por tres mil 500 establecimientos, ése es el costo de mensual nada más en materia de tolerancia (30 millones).

“Si nos vamos al otorgamiento de una licencia de funcionamiento,  hablamos de uno a tres millones de pesos”, comentó Ismael Rivera, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice).

Pero el cobro de cuotas es desconocido por delegados y hasta por diputados. “En lo particular no hemos recibido denuncias sobre el tema, y se puede denunciar porque en este momento hay un factor de riesgo y corrupción importante, no  ubico antro en la Ciudad de México que cierre a las tres de la mañana”, dijo el diputado del PRD, Eduardo Santillán.

Ismael Rivera mencionó que además del tema del horario, algunos establecimientos mercantiles son cerrados sin justificación legal.

“Ahorita estamos viviendo la peor crisis en la Ciudad de México, por abusos en clausuras y cobros de multas multimillonarias. Es imposible regular la industria, están clausurando lugares que cumplen con el uso de suelo, Medio Ambiente cobra 500 mil pesos de multa por rebasar tres decibeles, que es equivalente al pago máximo por un daño ambiental.

Si quieres abrir rápido piden que dones voluntariamente los 500 mil pesos a un fideicomiso de Medio Ambiente y así abren a las 24 horas, si no, échate el procedimiento. De esto está enterada la Secretaría, lo que nos preocupa es que cuando se les acaben los fondos del fideicomiso salgan a clausurar más lugares.”

Rivera agregó que en la última reunión de consejo de la Asociación participaron alrededor de 700 empresarios, y 80 por ciento determinó no seguir invirtiendo en la capital del país. “De hecho se están yendo a otros estados porque aquí no hay garantías, inviertes, te clausuran, o no puedes abrir nunca y pierdes el negocio. Ahorita tenemos cinco lugares que cumplen 100 por ciento con la ley y nos les dan su licencia, es un freno al desarrollo económico.

De enero (de 2013) para acá se han perdido 42 mil empleos de los que genera la vida nocturna y es por clausuras. No tenemos reglamento ni Consejo o comité de evaluación y riesgo, y hay abusos de la autoridad”, agregó.

Informó que durante el pasado año clausuraron 75 lugares y fueron cerrados por lo menos 40 giros que operaban como table dance, una figura que no reconoce la ley.

 

Visitas de madrugada

En la delegación Álvaro Obregón se concentra gran parte de los establecimientos de la vida nocturna y aquí las autoridades aplican un esquema de prevención llamado “Que tu festejo no se convierta en cortejo”.

Funciona a manera de  check list, con la revisión de cada giro para ver si cuentan con salidas de emergencia, destruyen las botellas vacías, tienen taxi seguro y verificar si cierran a la hora establecida.

Leonel Luna, jefe delegacional comentó que en su territorio sí hay establecimientos que violan la ley en materia de horarios, aunque el número se va reduciendo. La mayoría se concentra en la zona de San Ángel y en el corredor Insurgentes.

El programa se aplica a través de un operativo que inicia los jueves a las 2:45 de la mañana y concluye la madrugada de los domingos con la revisión de antros, bares, restaurantes
y discotecas.

Hemos verificado prácticamente el 90 por ciento y suspendido sobre todo en San Ángel, a La Camelia, por horario y por los decibeles, también a Sendero San Ángel, Don Carlos y La Tentación que cerró de manera definitiva y hasta El Gallito. Están en proceso de verificación alrededor de 25 por motivos generales”, dijo Luna.

El delegado señaló que es necesario que la Asamblea Legislativa revise nuevamente la Ley de Establecimientos Mercantiles en términos de
evaluación y “se requiere integrar un comité.

También parte de la responsabilidad es de los empresarios, si yo tengo un negocio lo cuido y debo cerrar a la hora. El que cierra a las cinco de la mañana está mal y eso implica desde una suspensión a una clausura”, agregó.

Fernando Berdón, coordinador de calificación de infracciones en esta delegación, explicó que cada fin de semana el recorrido empieza partiendo de una plaza pública o comercial, para caminar calle por calle junto con personal del Instituto de Verificación Administrativa, y así revisar que las cortinas de los locales estén abajo.

La mayor parte tiene puertas cerradas, están haciendo cuentas y pagando al personal. A los que tienen gente se les conmina a que la saquen pero están los que trabajan al margen.  Por cuestión de horario puede ser hasta revocación de la licencia. Hay licencias de impacto zonal que les permite abrir hasta las cinco de la mañana, pero hay algunas que se dieron de manera irregular en administraciones anteriores,  y ahora estamos investigando.”

Relacionadas

Comentarios