Esta Nochebuena cayeron 65 personas al Torito

Fueron 62 hombres y sólo tres mujeres los remitidos al Centro de Sanciones Administrativas, principalmente por violar los límites de alcohol permitidos al momento de conducir un automóvil

COMPARTIR 
26/12/2013 05:07 Gerardo Jiménez
El Centro de Sanciones Administrativas registró constante actividad durante la tarde del 24 y la víspera de Navidad. Foto: Mateo Reyes

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre.- Juan Carlos Corona Salcedo habla fuerte, cantadito y rápido como la gente del Bajío. Al abrirse la puerta blanca metálica por donde salen todos, platica de su amarga Navidad en El Torito.

Este joven de 25 años no tenía ni dos horas de haber llegado de Guadalajara; eran las 10 de la mañana del 24 de diciembre y el precopeo comenzaba cerca de la casa de sus familiares, no pudo resistirse a los primeros tragos  que le invitaron y luego fue detenido por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública.

Él fue uno de las 65 personas sancionadas que, durante la tarde del 24 de diciembre y las primeras horas del 25, tuvieron que ingresar al Centro de Sanciones Administrativas, El Torito. De ese total,  62 fueron hombres y sólo tres mujeres.

“Yo vengo de visita de Guadalajara, ni me la pasé el 24 con mi familia, me la pasé aquí encerrado, desde que llegué me agarraron; ahorita qué cara les voy a dar, qué más hago, no soy de aquí. Lo que no me parece es por qué la ley te levanta de la nada, porque para todo buscan un pretexto”, dice molesto.

Sin embargo, comenta que por la noche, siguiendo la tradición en El Torito se les ofreció a los detenidos ensalada de manzana pasta y ponche. La molestia por este recibimiento chilango se le retira del rostro cuando se le reconforta que podrá estar en el recalentado con sus familiares que lo invitaron. “¡Ah, claro! y ahorita sí, unos whiskys, bien refugiado”, dice al despedirse.

De las 23:00 horas del martes y la madrugada del 25 se dieron 38 ingresos de hombres y tres  de mujeres al Torito. Las remisiones fueron por violar los niveles de ingesta de alcohol, ya que la Secretaría de Seguridad Pública del DF reportó durante el alcoholímetro 43 traslados.

Finge infarto contra detención

Tras ser detenido por tener 1.6 miligramos-litro de alcohol en el cuerpo, Jesús Tomás Ortiz se despidió del mundo y comenzó a besar a ¡paramédicos que llegaron a atenderlo después de que fingió un ataque cardiaco para no ser trasladado a El Torito.

Este hombre de 42 años fue detenido en el punto de revisión itinerante número 12, en Eje 5 Sur, colonia Leyes de Reforma.

Tras hacerle la prueba de alcoholemia obtuvo un resultado de 1.6, cuando lo permitido es .40 mg/l. Al intentar trasladarlo en una camioneta de la SSP-DF, el conductor se dejó caer y fingió sufrir un paro cardiaco. Ortiz dijo sentir que se moría y pidió ser llevado a su casa para pasar los últimos momentos al lado de su familia.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios