Aprobaron leyes de ingresos y egresos 2014; elevan la recaudación fiscal

De acuerdo con el dictamen de la ALDF se obtendrá 3.1 por ciento más de lo originalmente establecido, que equivale a cuatro mil 732 millones de pesos

COMPARTIR 
16/12/2013 23:58 Cintya Contreras y Enrique Sánchez / Foto: Archivo
Con la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, la ALDF clausuró el periodo ordinario de sesiones e instaló la Diputación Permanente.
Con la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, la ALDF clausuró el periodo ordinario de sesiones e instaló la Diputación Permanente.

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de diciembre.- La Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó ayer una Ley de Ingresos para el gobierno capitalino de 156 mil 837 millones de pesos, lo que representa un aumento de 3.1 por ciento, equivalente a cuatro mil 732 millones de pesos, los cuales se obtendrán elevando la recaudación fiscal.

Habrá un incremento en el Impuesto Sobre la Nómina, el cual pasará de 2.5 a 3 por ciento, con lo que se prevé una recaudación de al menos mil 500 millones de pesos.

Además, los impuestos y cobro por servicios en la capital se someterán al aumento inflacional, calculado en 3.8 por ciento para el próximo año.

El diputado del PAN y presidente de la Comisión de Hacienda, Héctor Saúl Téllez, estimó que el Gobierno local puede hacerse de recursos a través del cobro de impuestos como el predial, del cual puede obtener hasta 25 millones de pesos adicionales; la tenencia, que aportará unos 100 millones de pesos; el pago por la realización de espectáculos públicos, que podrían aportar adicionalmente a lo que ya estaba previsto unos 50 millones de pesos, así como de la celebración de loterías, rifas, sorteos y concursos, de los que se obtendrían unos diez millones de pesos.

Otro rubro que modifica la Ley de Ingresos es el Impuesto sobre la Adquisición de Inmuebles, con lo que se pretende obtener 189.3 millones de pesos a través de un reajuste al porcentaje que deberán pagar los capitalinos al momento de comprar una propiedad nueva o usada.

Después de una larga discusión por el aumento en el impuesto predial, los legisladores finalmente aprobaron que el cálculo del impuesto se realice conforme al valor comercial de los inmuebles y no al catastral.

Dicha modalidad entrará en vigor en marzo próximo, con el objetivo de no afectar a los capitalinos, argumentaron, sin embargo, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) subsidiará “en su totalidad” la diferencia que resulte del cálculo entre el valor catastral y el comercial, y continuará así hasta que se inicie la modernización del catastro en la ciudad, en un par de años.

“Esto no tendrá efectos a corto ni a mediano plazo, pero permitirá modernizar el predial”, aseguró la diputada del PRD Ana Julia Hernández.

Aunque la propuesta del GDF tenía prevista la reclasificación del subsidio al agua y el embargo con uso de la fuerza pública para los morosos, los legisladores lo eliminaron del proyecto final.

Además, los integrantes de la VI Legislatura también aprobaron ayer la Ley de Egresos 2014.

En las erogaciones previstas para las dependencias locales, la Secretaría de Seguridad Pública es la que más recursos recibirá, con una asignación de 13 mil 729 millones 804 pesos, seguida por la Secretaría de Desarrollo Social, con siete mil 976 millones de pesos, similar a lo asignado a la Secretaría de Obras y Servicios, que recibirá siete mil 119 millones 843 mil pesos.

En cuanto a las delegaciones, las más beneficiadas son Iztapalapa, con 3 mil 417 millones 381 mil pesos; seguida por Gustavo A. Madero, con dos mil 913 millones 619 mil pesos.

Los órganos autónomos y dependencias desconcentradas, si bien recibieron el ajuste inflacional anual, no hubo incrementos en sus arcas, reconoció Esthela Damián, presidenta de la Comisión de Presupuesto de la ALDF.

Durante la discusión, la diputada del PRI María de los Ángeles Moreno criticó la prisa con la que se dictaminaron, votaron y aprobaron los presupuestos de ingresos y egresos.

“Los documentos nos llegaron no con suficiente tiempo para hacer un análisis y visualizar el impacto de las decisiones que se toman este año, y que pueden beneficiar o perjudicar a la ciudadanía”, acusó.

Castigarán al empleo

El Impuesto Sobre la Nómina podría sacar inversiones del DF.

Empresarios y analistas coinciden en que el aumento del 2.5 al 3 por ciento en el Impuesto Sobre la Nómina que aprobaron ayer en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal va a impactar negativamente en la generación de empleo y que incluso podría provocar la salida de capitales de la ciudad.

Juan de Dios Barba, empresario y representante del sector patronal ante el Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, consideró que el ajuste fiscal es un contrasentido porque no se puede estimular la inversión privada si al mismo tiempo se gravan las fuentes de empleo.

Advirtió que de nueva cuenta los contribuyentes cautivos son quienes deben aportar más recursos al erario en lugar de que se incorpore a la economía informal.

“Es indudable que el Gobierno de la Ciudad de México requiere más ingresos, pero debería de empezar por combatir la informalidad, el comercio ambulante que no paga un peso de impuesto; bueno, que sí pagan pero a sus líderes. Creo que se van por el camino fácil, de afectar a los contribuyentes cautivos y no combatiendo la venta de mercancía robada, de piratería, de contrabando o simplemente la informalidad que existe en la Ciudad de México y que afecta de manera desleal a los negocios establecidos”, dijo en entrevista.

Además rechazó que este incremento hubiera sido consensuado con los empresarios de la capital porque éstos habrían expuesto sus preocupaciones sobre la lenta marcha de la economía y la preocupante expansión del ambulantaje.

En tanto, el experto en temas fiscales, Hebert Bettinger Barrios señaló que este ajuste al impuesto sobre nómina es un duro golpe para los empresarios que se encargan de generar nuevas fuentes de trabajo a costa de reducir sus utilidades.

“Pagar el 3 por ciento de nómina es muy fuerte, algunos estados de la República traen el 2 por ciento y son los que más fuentes de trabajo se empiezan a llevar, así como inversiones.

“Entonces, lo que castigaría el Distrito Federal sería la creación de nuevos empleos, impulsaría la generación de más informalidad y que otros estados se lleven la inversión que se pretendía para el Distrito Federal”, señaló.

Recordó que además del Impuesto Sobre Nómina los empresarios deben cumplir con los impuestos federales y con las cuota obrero-patronales.

“La Ciudad de México se vuelve una de las ciudades fiscales más caras en comparación con Oaxaca, Tlaxcala y Puebla”, señaló.

El fiscalista afirmó que no es creíble el argumento de los diputados de señalar que con este ajuste del 0.5 por ciento al Impuesto Sobre Nómina se busque cumplir un acuerdo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) de querer igualar lo que se paga en otros estados del país, porque la realidad en cada una de las entidades es distinta.

“Yo creo que este ajuste es la gota que derrama el vaso porque los empresarios ya traían la discusión de qué iban a hacer con los nuevos impuestos federales y las cuotas patronales, y ahí ya se estaba pensando en el recorte de personal.

Hebert Bettinger comentó que la ALDF pensó sólo en el efecto recaudatorio de la medida y no en el efecto negativo que pudiera provocar si los empresarios deciden marcharse de la ciudad.

Juan de Dios Barba pronóstico que 2014 será un año difícil con el aumento a este y otros gravámenes.

“Lo mejor hubiera sido mantenerlo como estaba, mantenerlo con apoyos, sobre todo a la pequeña y mediana empresa, y buscar otras vías para allegarse de recursos, como es aplicar un mecanismo de cobro a todos los comercios informales y combatir de manera eficiente el contrabando, la piratería y la venta de piratería robada, para que se estimulen los negocios”, concluyo el ex presidente de la Coparmex en el DF.

Crean fondo para Metro

La ALDF autorizó la creación de un fondo para que se concentren los recursos que obtenga el Metro con el aumento en su tarifa, que desde el viernes pasado pasó de 3 a 5 pesos.

“Hubo una petición concreta de que el tema del Metro sea incorporado no sólo al paquete económico, sino al paquete de ingresos y de egresos”, explicó la diputada del PRD y presidenta de la Comisión de presupuesto, Esthela Damián.

Dijo que prevén una recaudación de hasta dos mil 730 millones de pesos, los cuales se deberán utilizar en proyectos específicos y mejoras del transporte articulado.

Aunque no especificó la forma en que operará el fondo, ni quién estará a cargo de su administración, señaló que a partir de enero darán un plazo de 20 días a las autoridades del Metro para que entreguen el detalle técnico de los proyectos en que utilizarían los recursos.

“Tiene que haber una nueva valoración del Gobierno de la ciudad, particularmente de las autoridades del Metro, para que señale los proyectos ejecutivos que ya preveía; ahora se modificarán y se verá en qué cantidades con el aumento de recursos”, indicó.

Consideró indispensable que la ciudadanía conozca el destino de los recursos, ya que una de las inquietudes mostradas por los usuarios del Metro durante la encuesta previa al aumento fue la forma en que se utilizaría el dinero adicional.

En tanto, en el presupuesto de egresos se prevé una asignación de 12 mil 900 millones 265 pesos para la operación ordinaria del Metro.

Lo que cambia

De acuerdo con el paquete fiscal para 2014, estas serán algunas de las modifiaciones más importantes:

  • Impuesto Sobre la Nómina, el cual están obligados a pagar aquellas empresas o personas físicas o morales que empleen a alguna persona, pasará del 2.5 al 3 por ciento
  • Impuesto Predial, que se calcula con base en el valor catastral del inmueble, el cual en el DF está desactualizado y no contempla los nuevos usos de suelo. A partir de marzo de 2014 se calculará conforme al valor comercial, lo que estima un incremento, el cual será subsidiado en los primeros dos años por el GDF. 
  • Impuesto sobre la Adquisición de Inmuebles, el cual se calcula con base en el costo de la propiedad, dejó de tener como tope la cantidad de cuatro millones de pesos y se amplió en varias categorías, hasta aquellos que cuesten hasta 100 millones de pesos o más

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios