CIUDAD DE MÉXICO, 1 de septiembre.- El peruano Raúl Pacheco se impuso a la marea africana para convertirse en bicampeón del Maratón Internacional de la Ciudad de México, luego de llegar a la meta en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria en 2:18:28 horas.

El sudamericano se despegó en el último tramo del grupo de tres africanos, para convertirse en el primer latinoamericano en ligar triunfos en la historia del maratón capitalino.

“Desde el principio estaban haciendo equipo para derrotarme, en el kilómetro 21 se fueron fuerte y aguanté; pero al final ellos sufrieron”, relató Pacheco.

El peruano mostró mejor condición física que sus rivales, incluso logró sobreponerse a una confusión metros antes de ingresar al estadio, cuando un aficionado levantó la mano para tomarle una fotografía y Pacheco pensó que le indicaba un cambio en la ruta, salió del camino marcado y el propio aficionado lo jaló para indicarle la equivocación.

“Faltando como trescientos metros vi un señor que abrió la valla y estiraba la mano, pensé que habían cambiado la ruta, por eso me fui pero, enseguida, me dijo que era por otro lado”, dijo Pacheco.

“Después de eso me sentí un poco presionado, pero apreté más en la entrada del estadio y pude ganar”, destacó.

El maratón no tenía un bicampeón desde que Hillary Kimaiyo, de Kenia, ganó las ediciones de 2007 y 2008.

Pacheco, quien corre desde hace 10 años y ya participó en el maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, es entrenado por el mexicano Rodolfo Gómez, ganador de la edición de 1987 del maratón capitalino.

“Desde que estábamos calentando empezó la lluvia y estuvo así hasta la mitad, eso hace que los atletas que no corran al 100 por ciento”, justificó el peruano. “El agua fue muy complicada porque pone más tensos los músculos”, afirmó.

El triunfo de Pacheco fue en una de las llegadas más cerradas que se han visto en el maratón capitalino, pues apenas dos segundos detrás del sudamericano llegaron Abrah Milaw, de Etiopía, y Kenneth Mungara, de Kenia.

En esta edición participaron 20 mil corredores. “Me preocupó un poco que la lluvia estaba dura al inicio, pero afortunadamente salió todo bien y me encantó la manera en que se dio el cierre, con cuatro corredores terminando a pocos segundos”, dijo Horacio de la Vega, responsable del Instituto del Deporte de la Ciudad de México. “La IAAF nos pide hacer tres años la misma ruta para darnos la certificación bronce, estoy convencido que en 2015 la tendremos.”