CIUDAD DE MÉXICO, 27 de agosto.- Alan Pulido insiste en que su relación laboral con el club Tigres finalizó, mientras que la institución universitaria asegura tener los documentos para acreditar que   tiene un contrato firmado por dos años más, por lo que ambas partes siguen sin llegar a un acuerdo.

Pulido, quien acudió a la comisión de controversias de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en compañía de su abogado Jaime Castillo para tratar de encontrar una salida al conflicto, reiteró que es un “jugador libre”, por lo que no declinará su postura hasta que obtenga su libertad  de negociar con cualquier club sin trabas. 

Presentamos los pormenores de la controversia, se platicó, se supo cuál era el procedimiento, pero no se llegó a un acuerdo. Ya son 20 días en los que no he tenido participación futbolística, pero he estado entrenando, me he mantenido al ritmo, porque sé que estoy peleando algo justo y que habrá un acuerdo. Me dijeron que tardará un mes o mes y medio en solucionar”, explicó al salir de las instalaciones.

El delantero, mientras tanto, tiene en claro de que no regresará a jugar al club regiomontano, consciente de que no hay condiciones ideales.

En semanas recientes ha sido criticado fuertemente por el técnico Ricardo Ferretti, quien cuestionó su profesionalismo, además de que hizo ver que no cabía en su equipo. 

Ahorita no podría pensar en eso porque todavía no se soluciona este problema. Lo más sano para mí sería no regresar a Tigres”, afirmó Pulido, quien rechazó contar con una oferta del Olympiacos griego.

Aunque pone en riesgo su carrera dentro del futbol mexicano debido a  la existencia del  “pacto de caballeros”, desestimó estar preocupado por dicha situación, confiado en que la FMF le dará la razón.

En días recientes apareció un rumor de que el club regiomontano presentó documentos con una firma apócrifa, aunque dicha versión no fue desmentida por el jugador debido a que existen cláusulas de confidencialidad.

Por otra parte, en representación de los Tigres acudió el legista Alberto Palomino, quien se mostró seguro que ganará el caso.

“No tenemos duda en que lo lograremos, en ese aspecto estamos muy tranquilos”, presumió.

A decir de Palomino, los documentos que presentó su institución ante la FMF son “reales”, por lo que descartó que se haya falsificado la firma de Pulido.

“La postura de la institución como siempre ha sido que ahí están todos los documentos que amparan la vigencia, en ese tema no tenemos ninguna preocupación.

“Hace más de dos años se firmó (un addendum). Estamos muy tranquilos en cuanto de que tiene la vigencia hasta 2016.”