BERLÍN, 22 de agosto.- El Bayern Múnich, defensor del título, abrió la temporada de la Bundesliga con una victoria apretada en casa por 2-1 ante el Wolfsburgo.

El cuadro del técnico español Pep Guardiola tuvo algunos problemas al comienzo, cuando se notó que al equipo todavía le falta tiempo de rodaja tras el regreso tardío de sus mundialistas de vacaciones.

A eso se agregaban bajas importantes como las de Franck Ribéry, Bastian Schweinsteiger y Javi Martínez, entre otros.

Sin embargo, con el correr de los minutos el Bayern fue tomando el mando en el campo y empezó a generar llegadas, sobre todo por medio de Arjen Robben y de Thomas Müller.

Pasados los 20 minutos, la presión creció y, tras dos buenas ocasiones en los pies de Robert Lewandowski, Müller abrió el marcador al rematar dentro del área pequeña un centro de Robben desde la derecha.

El segundo gol del Bayern llegó al comienzo del segundo tiempo, en el minuto 47, cuando Robben robó un balón en la mitad del campo y, tras triangular con Müller y Lewandowski, llegó al área para definir.

Con el segundo gol, el partido parecía sentenciado debido a la presión que ejercía el Bayern y a que el Wolfsburgo prácticamente no había tenido llegada hasta ese momento.

Sin embargo, en el minuto 52, Ivica Olic realizó un golazo con un remate desde el borde del área.

El Bayern pudo aumentar su ventaja en el 57, cuando Lewandowski falló, solo ante el meta Max Grün, un gol que le hubiera evitado muchos sobresaltos en la última hora de juego cuando en los bávaros se vieron claros síntomas de cansancio.

En el minuto 63, Juan Bernat salvó al Bayern del empate, cuando le quitó el balón a Kevin de Bruyne dentro del área, cuando Manuel Neuer ya estaba vencido.

La ocasión más clara para el Wolfsburgo llegó en el 79, con un remate de Junior Malanda que Neuer logró desviar contra el larguero. El rebote cayó otra vez a los pies del jugador belga que increíblemente remató desviado a puerta vacía y desde menos de un metro de distancia.

El Bayern tuvo luego dos ocasiones para sentenciar, un remate de Robben al larguero y una ocasión que desperdició Xerhan Shaqiri, al margen de un gol anulado equivocadamente a Sebastian Rode por presunto fuera de juego de Rode.

Al final el Bayern se llevó los tres puntos, con justicia por lo hecho en el primer tiempo, y empieza así con pie derecho una temporada a la que entra con la hipoteca del desgaste de sus mundialistas.

El resto de la primera jornada se jugará durante el fin de semana. 

ald