ARLINGTON, 17 de agosto.- Antes de lanzar su primer pase en el partido contra los Ravens de Baltimore, Tony Romo tuvo que girar y dar un paso adelante en la bolsa de protección para luego hacer el envío a Dez Bryant.

Unas jugadas después, el quarterback de los Cowboys de Dallas Romo entregó mal la pelota y ésta quedó suelta por lo que trató de derribar con una mano defensor de Baltimore Courtney Upshaw, pero falló y no pudo impedir el touchdown.

La buena noticia, luego de la operación a la que fue sometido por una hernia discal, es que su espalda aguantó.

Ahora Romo y los Cowboys tienen que definir qué tanto jugará el sábado por la noche cuando enfrenten a los Dolphins de Miami. Al parecer esa será su última aparición antes del partido inaugural de la campaña de la NFL, el 7 de septiembre, contra San Francisco.

"Me sentí listo para jugar", dijo Romo luego de la derrota de 37-30 contra los Ravens en el partido de pretemporada del sábado. "Siempre que vienes de una cirugía se hacen predicciones sobre el proceso por el que se está pasando. Todos tienen que hacer lo mismo. Algunas personas regresan más fuertes y mejores, otras regresan antes de lo planeado y lo hacen bien. Cada uno es distinto".

Para quienes lo rodean, Romo lució como de costumbre. Este fue su primer partido desde que se lesionó la campaña pasada y siguió jugando en un partido decisivo contra Washington. Romo, sin embargo, se perdió el duelo contra Filadelfia para definir el campeón de la división del Este en la Conferencia Nacional.

"Lo vi cómodo", dijo el entrenador de los Cowboys, Jason Garrett. "En esa tercera oportunidad en la que tuvo que moverse dentro de la bolsa se vio como Tony Romo".

Romo jugó dos series porque la primera terminó prematuramente debido a una confusión al entregar la pelota a DeMarco Murray que provocó un balón suelto. Su 14ta y última jugada fue un pase de 31 yardas para touchdown a Bryant.

Romo completó cuatro de cinco envíos para ganancia de 80 yardas, Bryant atrapó tres pases para 59 yardas y Murray consiguió 45 de las 83 yardas que ganaron en la serie de anotación.

cmb