SANTA CRUZ CABRÁLIA, Bra., 11 de julio.- Philipp Lahm, defensa de la selección alemana de futbol, declaró hoy que los juegos previos a la final han quedado atrás y ahora sólo están enfocados en ser campeones del mundo.

“El pasado no importa. Estamos a punto de convertirnos en campeones del mundo. Hemos pasado las semifinales juntos y el resultado ya no nos importa. Sólo queremos ser campeones del mundo”, dijo en rueda de prensa.

El nacido en Múnich ha tenido una destacada participación en el Mundial, donde cumplió con creces las funciones de medio de contención encomendadas por el técnico Joachim Löw.

Hemos evolucionado y madurado en los últimos años. Tenemos muchos jugadores que son pilares de grandes equipos internacionales”, recalcó el capitán teutón al ser cuestionado sobre las principales cualidades de “La Mannschaft”.

Lahm es pieza clave de la estabilidad y constancia mostrada por Alemania, no sólo en este torneo, sino en las últimas tres ediciones, en las que al menos han clasificado a la ronda de semifinales: “Todo el mundo ha cambiado. En los últimos años, todos hemos adquirido experiencia, incluyendo a nuestro entrenador”.

Alemania, campeona del mundo en Suiza 1954, Alemania 1974 e Italia 1990, de vencer el próximo domingo al combinado albiceleste en el Estadio Maracaná, se convertiría en tetracampeona mundial, a un solo trofeo de empatar a Brasil, único pentacampeón.

“Estamos a sólo un paso para hacer realidad este sueño. Somos una generación con calidad. Ahora estamos totalmente centrados en llevar el trofeo de vuelta a Alemania”, finalizó Philipp Lahm.

ald