CIUDAD DE MÉXICO, 9 de julio.-  Luego de la apabullante derrota del seleccionado brasileño ante su similar de Alemania, 7-1, los aficionados cariocas que ya habían adquirido sus entradas para la final de Brasil 2014, han comenzado a revenderlas.

Según algunos medios locales, los fanáticos brasileños pusieron a la venta sus boletos desde 600 dólares. Los precios oficiales para la justa final, van desde 440 a 990 dólares. El precio al que se están ofreciendo las entradas se considera excepcionalmente bajo, sobre todo, si se toma en cuenta que en reventa se llegan a comprar hasta en  16 mil dólares.

 

mef