RÍO DE JANEIRO, 9 de julio.- La policía brasileña dejó en libertad al británico Raymond Whelan, uno de los directores de Match Hospitality,
empresa contratista de la FIFA, quien fue detenido acusado de ser el jefe de una compleja red internacional de revendedores de las entradas para el Mundial 2014.

Whelan fue beneficiado por un hábeas corpus, una institución jurídica que le permite responder a las acusaciones en libertad, según informó el comisario Fábio Barucke,
de la Policía de Río de Janeiro.

Tras pagar una fianza y entregar su pasaporte a las autoridades como compromiso de que no abandonará el país, el británico dejó la comisaría de policía en la mañana del martes y todavía no tiene fecha definida para prestar una nueva declaración.

Whelan fue detenido el lunes en el desarrollo de una operación llamada Jules Rimet, realizada por la policía brasileña para identificar al supuesto cabecilla de una organización, desmontada la semana pasada con la detención de 11 personas acusadas de revender por altos precios entradas para el Mundial que la FIFA había destinado a confederaciones, selecciones, directivos y empresas.