BELO HORIZONTE, 8 de julio.- El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, confía en que su equipo venza a Alemania, pese a que librará el duelo de semifinales del Mundial sin su máxima estrella, Neymar.

Echaremos mucho de menos la competitividad de Neymar, su forma de jugar, su alegría, pero tenemos a un grupo fuerte y buscaremos el objetivo inicial de este grupo, que es pasar a la final”, afirmó en rueda de prensa en Belo Horizonte, sede de la semifinal.

Scolari se negó a revelar el sistema de juego y la alineación titular que utilizará en el choque, pero aseveró que, en cualquier caso, tratará de agregar “algo distinto para hacerle daño a Alemania”.

No fue fácil definir el equipo, pero tengo a un grupo de trabajo espectacular, con observadores que siguieron los partidos de Alemania, y ellos nos dieron la seguridad de que el plan que tenemos es el más apropiado para las características del partido. El equipo está definido, pero no lo voy a revelar”, afirmó.

Felipao aseguró, sin embargo, que Brasil tratará de imponer su estilo de juego, sea cual fuere el sistema táctico adoptado por el comandante de Alemania, Joachim Löw: “Alemania es una selección muy equilibrada en todos los sectores: en la defensa, en el medio campo y en el ataque. Es un equipo que está siendo preparado para esta Copa desde hace seis años, lo que revela que tienen un buen trabajo de equipo y un buen equilibrio. Respetaremos a Alemania, pero trataremos de imponer nuestro estilo de juego y hacernos respetar”.

En el último entrenamiento previo al partido, realizado ayer por la mañana en el búnker de Brasil, en Teresópolis, Felipao probó varias formaciones y sistemas de juego diferentes, sin dejar ninguna pista sobre quién será el sustituto del delantero de Neymar, que se fracturó una vértebra en los cuartos de final.

El entrenador probó un sistema de tres volantes de contención -Luiz Gustavo, Paulinho y Fernandinho-, en el que los laterales Dani Alves y Marcelo, conjuntamente con el mediocampista Oscar, se encargaban de alimentar el ataque conformado por Hulk y Fred. Luego, ingresó al mediocampista Willian en lugar de Fernandinho y reemplazó a Dani Alves por Maicon.

Lo único que parece ser seguro es que el zaguero Dante, del Bayern de Múnich, será el sustituto de Thiago Silva, el capitán del equipo que quedó fuera de la semifinal por acumulación de tarjetas amarillas.

Scolari, quien conquistó el pentacampeonato en el Mundial de Corea-Japón 2002 con un triunfo por 2-0 sobre Alemania en la final, afirmó que tiene “buenos recuerdos” de ese partido, pero enfatizó que también fue derrotado por el equipo germano en dos ocasiones, cuando comandaba la selección de Portugal.

“Yo perdí en (la Eurocopa de) 2008 con Portugal, y también perdí en (el Mundial de Alemania 2006) el partido de tercer puesto”, rememoró el director técnico de la verdeamarela. “Por lo tanto, sufrí dos derrotas y una victoria ante Alemania. Para igualar, tendremos que ganar mañana, y yo espero que Brasil juegue bien y gane”, concluyó.