BELO HORIZONTE, 5 de julio.- Los rescatistas brasileños extrajeron ayer el cuerpo de la segunda víctima del derrumbe de un puente vehicular en la ciudad de Belo Horizonte el jueves y que también dejó 22 heridos.

El viaducto se desplomó sobre un autobús, dos camiones de obra y un vehículo que circulaba por la avenida Pedro I, en el barrio Sao Joao Batista.

Las dos víctimas mortales fueron identificadas como Hanna Cristina, de 26 años, conductora del autobús, y Charles Frederico Moreira do Nascimento, quien iba manejando uno de los vehículos particulares en el momento del percance.

22 heridos dejó el derrumbe del puente vehicular

Según el informe inicial de los peritos, la caída de las 600 toneladas de hormigón fue provocada por el exceso de peso en uno de los pilares del viaducto, lo que provocó el colapso de la estructura.

“Aparentemente hubo un desmoronamiento de un pilar del viaducto. Con la retirada de algunas escoras, el peso que estaba distribuido entre las escoras y el pilar quedó todo en dirección al pilar principal”, afirmó el presidente del Instituto Brasileño de Evaluaciones y Pericias de Ingeniería de Minas Gerais, Frederico Correia Lima.

El lugar donde se produjo el accidente está localizado a unos cinco kilómetros del estadio Mineirao, donde el próximo martes se jugará la semifinal del Mundial entre Brasil y Alemania, y a unos 10 kilómetros del centro de entrenamiento de Cidade do Galo, cuartel general de Argentina en la competición.

La selección albiceleste utiliza este viaducto para trasladarse al campo de entrenamiento, pero el equipo ya se encuentra en Brasilia para el juego de cuartos de final ante Bélgica.

Tras decretar tres días de luto, la Alcaldía de Belo Horizonte suspendió la habitual fiesta en la zona de aficionados del Mundial y el resto de actividades previstas en el bohemio barrio de Savassi, donde los aficionados se reúnen para ver los juegos.