CIUDAD DE MÉXICO, 29 de junio.- Manuel Lapuente no es  optimista respecto al enfrentamiento de hoy  entre México y Holanda. No ve condiciones suficientes para hacerlo ni para pensar en que el Tricolor logrará dar el salto definitivo. 

El que fuera técnico de la Selección Nacional en el Mundial de Francia 1998, que se recuerda por el empate de 2-2 que logró su equipo frente a la Oranje, argumenta que se mantienen vicios, en especial el mal trabajo que se mantiene en las fuerzas básicas, que le impiden subirse al barco de los triunfalistas. 

No podemos estar al tú por tú con Holanda, está arriba, sin duda. En ese país han hecho un gran trabajo con sus fuerzas básicas y nosotros no. Es tan fácil”, explica el ahora comentarista, quien además lamenta que Miguel Herrera no tuviera el dilema de elegir a 23 elementos, como le sucedió a Luis Felipe Scolari, al frente de Brasil, o Alejandro Sabella, con el representativo de Argentina. “Nosotros tenemos material a cuentagotas”, asegura.

“Pedimos el juego cinco y no es por ahí, primero hay que exigirle a los equipos que eduquen a sus fuerzas básicas, sobre todo a clubes de media tabla para abajo, porque están pésimas. Los jóvenes no están bien alimentados, no los cuidan, los entrenan mal”, agrega Lapuente.

Aún así, espera una sorpresa más en el Mundial, al fin y al cabo han sido comunes desde que inició el torneo. En muchas ocasiones ha visto cómo el favorito no cumple con su papel y termina derrotado frente a un oponente que en el papel es menor.  

“Dios quiera y me equivoque en el partido ante Holanda y que ganemos a ese rival que está arriba de nosotros.

“Se le puede ganar. La ventaja en el futbol es que el chico le puede ganar al grande. Con un buen planteamiento y con un buen trabajo se puede lograr, aunque sí es cuesta arriba y le va a costar mucho trabajo a México.”

Al referirse al enfrentamiento que se dio en el Mundial de Francia 1998  recordó un aspecto que se le hizo curioso y hoy se puede repetir: “Influyó mucho el clima y el estado de la cancha. Había llovido toda la noche, estaba mojada el terreno de juego cuando empezó el partido y eso nos afectó. Ellos estaban como peces en el agua. Después salió el sol, empezó a secarse la cancha y ya fue favorable para nosotros. Es lo que aprecié”.

Van Gaal-Herrera, maneras de ver el juego

Hay algo entre Louis Van Gaal y Miguel Herrera que, a decir de Roberto Gómez Junco, define la forma en que entienden el futbol. Está el técnico holandés, un creyente del juego pragmático que se apoya “en el talento de jugadores como Robin Van Persie y Arjen Robben para desequilibrar a cualquier defensiva”, y el atrevimiento del otro lado: “Muchos catalogaron a Herrera como un gran motivador, pero en el Mundial, como también lo hizo con el América, ha demostrado que es un gran estratega”, señala el exjugador y analista de ESPN. “Contra Croacia lanzó a su equipo al frente a pesar de tener el resultado a favor, eso define lo que es como técnico: un hombre respetuoso de sus principios. Aparentemente le había llegado con anticipación la oportunidad de dirigir una Copa del Mundo, pero por todo lo que ha hecho parece que está en su mejor momento”.

Se clasifique o no a los cuartos de final, dice Gómez Junco, “si se despiden jugando como hasta ahora quedarán en el aficionado como la mejor selección en Copas del Mundo”.

-Alberto Aceves H.