BELO HORIZONTE, 28 de junio.- Chile podría llegar disminuido a su cita del sábado con la historia.

A menos de 24 horas del esperado choque con Brasil por los octavos de final de la Copa Mundial en el que los chilenos aspiran a pegar el gran salto en el futbol internacional con un equipo que ha impresionado por su juego y su actitud ofensiva, su técnico Jorge Sampaoli dijo que el defensor Gary Medel, uno de los emblemas del conjunto, está casi descartado por una distensión en la pierna izquierda.

No es una lesión menor. Si el partido fuese hoy (ayer) no podría jugar”, manifestó Sampaoli en la conferencia de prensa en el estadio Mineirao. Acotó que habrá que ver cómo evoluciona para decidir de último momento.

Brasil, por su parte, podría echar de menos a su zaguero David Luiz, quien ha tenido dolores en la espalda toda la semana. 

Chile, un rival que el técnico Luiz Felipe Scolari hubiera querido evitar, según confesó, asoma como un equipo capaz de medir las posibilidades reales de Brasil de conquistar su sexto cetro.

Cuando hablé de lo bueno que era Chile, después del sorteo (hace seis meses), la gente dijo que ellos no eran tan buenos”, declaró Scolari al comentar el partido entre sudamericanos que pondrá en marcha los octavos de final. “Pero yo ya estaba al tanto del trabajo de (Jorge) Sampaoli y de sus jugadores.”

Chile ahoga al rival con marca a presión en toda la cancha y no le da tiempo para pensar. Además ha demostrado que puede anotar goles. Fue una de las sensaciones de la primera ronda al ganarle a Australia y al último campeón mundial España antes de caer 2-0 ante Holanda.

Los chilenos esperan un partido muy distinto al que le plantearon los holandeses.

“Brasil ataca muy bien con los delanteros y con los laterales. Será un partido de ida y vuelta en el que ninguno de los dos va a esperar”, analizó el lateral chileno Mauricio Isla. “Son los dueños de casa no creo que vayan a especular como hizo Holanda.”

Al margen de la situación de David Luiz, quien de no poder jugar sería reemplazado por Dante, en Brasil se prevé un cambio. Fernandinho lució muy bien e incluso anotó un gol y participó en otro cuando entró en el segundo tiempo en la victoria 4-1 sobre Camerún en el cierre de la primera ronda. En los últimos entrenamientos jugó de titular y  saldría de inicio por Paulinho.

Se especula asimismo que Maicon podría reemplazar a Dani Alves en el lateral derecho.

Los chilenos también tienen disminuido a su motor Arturo Vidal, quien no está “ni cerca del 100%”, indicó Sampaoli. “Pero también lo queremos. Por un montón de factores, por su valentía por ser un emblema, más allá del tiempo que pueda soportar.”

Si Medel no puede jugar su suplente sería José Rojas.

Brasil y Chile se midieron tres veces en la Copa Mundial y los brasileños ganaron siempre: 4-2 en 1962, 4-1 en 1998 y 3-0 en esta misma etapa en 2010. Entre Mundiales y Copa América, Brasil se impuso en sus seis últimos enfrentamientos en los 20 últimos años.

“No nos interesan los resultados previos”, afirmó Felipao. “Esto es otra historia.”

 

El clásico de Sampaoli

Ganarle a Brasil, el sueño de todo argentino. Y el técnico Jorge Sampaoli lo podría hacer realidad... con la selección chilena, que hoy enfrenta al gigante canarinho en los octavos de final del Mundial.

“Por mi naturaleza de argentino y haber pasado toda mi infancia (en Argentina) el clásico siempre fue con Brasil”, dijo este técnico de 54 años nacido en la pequeña población de Cacilda.

Sampaoli jugó en su juventud en el Newell’s Old Boys y luego en equipos de aficionados, lejos de vestir la pesada camiseta albiceleste.

En 2012 asumió la selección chilena y la llevó a su segundo Mundial consecutivo, gracias al futbol rápido y sacrificado que les inculcó a sus jugadores.

“La ilusión de estar acá dirigiendo a la selección chilena me remonta a mi adolescencia, a mi infancia, siempre fue un clásico. Me gusta mucho este tipo de enfrentamiento, es muy especial, por eso es tan complicado”, explicó.

En el recuerdo está esa foto de Sampaoli trepado en las ramas de un árbol dando instrucciones en 1996 luego de ser expulsado en un partido de su club Alumni de la liga casildense de futbol.

Y ahí comenzó el camino a la selección mayor, impulsado por su extraordinario paso por el club Universidad de Chile.

“Ser un argentino que está en el Mundial significa más orgullo de mis cercanos que mío. Hoy estoy más vinculado al sentir del pueblo chileno que espera una oportunidad desde hace mucho”, dijo.

El partido no es fácil y Sampaoli lo repite una y otra vez. Pero esa rebeldía que inyecta a sus jugadores le hace creer que es posible “hacer historia”, una frase repetida sin parar dentro de la escuadra.

Los últimos dos partidos entre ambas escuadras en Mundiales se han celebrado en octavos y en las dos Brasil ha goleado: 4-1 en Francia 1998 y 3-0 en Sudáfrica 2010. En total son 67 partidos y 47 victorias para la canarinha, que selló 13 empates y sufrió siete derrotas.

“No es casualidad que Brasil haya salido victorioso antes frente a Chile. Ha ganado cinco campeonatos del mundo. Ganarle a Brasil no es un tema fácil para nadie. Estadisticamente supera a cualquier selección, más aún en su casa, con su gente”, adimitió.

“Pero tenemos una oportunidad histórica de hacer las cosas de manera diferente”, agregó.

Ya sobre lo que espera del partido, el estratega indicó que “será más de espacio que de tenencia del balón. Este Brasil es diferente a los que estamos acostumbrados a ver,  juegan más directo que lo que marca la historia de su futbol; juegan con transiciones muy rápidas, muy directos”, finalizó.