RÍO DE JANEIRO, 27 de junio.- La FIFA puso fin al sueño del delantero Luis Suárez de ser campeón del mundo y poner el broche de oro a una notable temporada en la que fue el máximo goleador de la Liga Premier con el Liverpool y lideró la campaña de su selección camino a Brasil.

La Comisión Disciplinaria encontró culpable al jugador de morder al defensa italiano Giorgio Chiellini en el encuentro del martes pasado, que ganó la celeste 1-0. Suárez fue suspendido nueve encuentros, además de inhabilitado cuatro meses de cualquier actividad relacionada con el futbol.

El primer partido al que se aplicará la sanción será el próximo encuentro de la Copa Mundial de la FIFA entre Colombia y Uruguay, que se disputará  mañana sábado”, dice el documento disciplinario.

Además, el jugador charrúa tendrá que pagar una multa de 110 mil euros.

El organismos que rige el futbol mundial sostuvo que Suárez tampoco podrá entrar en los recintos del estadio en el que la selección uruguaya dispute un encuentro mientras esté cumpliendo con la suspensión, por lo que el jugador tuvo que abandonar la concentración celeste.

No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante la Copa Mundial cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario. La decisión entró en vigor en el momento en el que se ha comunicado”, declaró Claudio Sulser, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

La mayor sanción previa fue de ocho partidos contra el italiano Mauro Tassotti, quien le fracturó la nariz al español Luis Enrique en 1994.

Tras conocer la noticia de la sanción, Luis Suárez decidió regresar a Uruguay.

Fotografías de la prensa brasileña mostraron a Suárez despidiéndose de parte de la delegación uruguaya en Natal, antes de que el plantel viajara a Río de Janeiro para el partido de este sábado contra Colombia por los octavos de final del Mundial.

El atacante arribó horas después a Montevideo junto a su familia, donde fue recibido por cientos de aficionados que le expresaron su cariño.

Nosotros lo vamos a apoyar en ese aspecto en todo sentido, al ser humano y también al jugador”, explicó el presidente de la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF), Wilmar Valdéz.

Suárez no podrá jugar los próximos nueve partidos oficiales de Uruguay, por lo que solamente disputará amistosos, al menos hasta 2016.  Esto significa que el delantero se perderá la Copa América que se realizará en 2015 en Chile.

Superado por su carácter

Ni la operación de rodilla a la que fue sometido tres semanas antes del Mundial detuvo su sueño de jugar en Brasil. El delantero uruguayo Luis Suárez prometió reponerse y aseguró a los uruguayos que daría todo para que la celeste levantara otra vez la Copa, pero una vez más, su temperamento lo traicionó.

Los dos tantos que Suárez anotó ante Inglaterra, celebrados hasta las lágrimas por el delantero y vistos por el mundo como su resurrección tras la operación de rodilla, se desdibujaron días después, cuando el atacante perdió los estribos y le encajó los dientes a Chiellini en el hombro izquierdo.

Pero no es el primer incidente de este tipo para Suárez. En 2013 recibió una suspensión de 10 partidos en Inglaterra por morder el brazo del defensa del Chelsea Branislav Ivanovic. Tres años antes, cuando jugaba para el Ajax holandés, fue inhabilitado siete encuentros por morder a Otman Bakkal, del PSV Eindhoven.

 

VE AQUÍ LOS MEMES DE LA MORDIDA DE LUIS SUÁREZ

ald