VIAMAO, 25 de junio.- Ecuador y Francia disputarán un duelo de supervivencia y futuro, que decidirá si el cuadro sudamericano hace historia igualando los octavos de final del Mundial de Alemania 2006 y si los galos  evitan a Argentina en la siguiente ronda de la competencia.

Los Bleus son uno de los mejores conjuntos de Brasil 2014 con dos victorias consecutivas en el Grupo E, ocho goles a favor y sólo dos en contra. Sus aficionados parecen haber olvidado ya la pésima imagen dejada en Sudáfrica 2010, donde no avanzaron de la fase de grupos.

No hay que menospreciar el partido frente a Ecuador”, advirtió Didier Deschamps, seleccionador francés. “Ellos aún pueden clasificarse a octavos. Se tiene que terminar el trabajo realizado hasta ahora, debemos seguir siendo efectivos frente a la portería”.

Sólo una debacle frente a los ecuatorianos (que necesitarían golearlos por seis tantos) podría quitarle a Francia el liderato de su sector. El escenario, sin embargo, es distinto para los dirigidos por Reinaldo Rueda ya que una derrota, combinada con un triunfo de Suiza sobre Honduras, los dejaría eliminados.

Debemos salir a jugar con seriedad y con respeto al rival. Mis jugadores están orgullosos de llevar la camiseta de su país y saben que tienen una gran responsabilidad de trascender en este torneo”, agregó.

Sobre la posibilidad de cruzarse con Argentina en los octavos de final, Deschamps descartó que sea una preocupación para sus dirigidos.

 Eso no tiene que preocuparnos ahora, porque lo importante es ganar contra Ecuador para ser primeros de grupo y, después, ya se verá quien es el rival en la eliminatoria”, subrayó.

Además, dijo haber estudiado a fondo a la selección sudamericana y destacó al delantero Enner Valencia (futbolista del Pachuca) como su principal amenaza, porque, en su opinión, “es un jugador pequeño, con buen desplazamiento, buenos movimientos y tiene mucho control sobre el balón”.