CUIABÁ, 24 de junio.- La selección de Colombia terminó con pasó perfecto la primera ronda de la Copa del Mundo Brasil 2014, al vencer 4-1 a Japón, con dos goles de Jackson Martínez, en duelo disputado en la Arena Pantanal, dentro del Grupo C.

Las anotaciones del triunfo colombiano fueron de Juan Cuadrado en el minuto 17, por la vía del penalti, de Jackson Martínez en dos ocasiones (55 y 82), y de James Rodríguez (90). Por Japón, Shinji Okazaki había empatado de manera momentánea en el 45.

Con este resultado, el cuadro cafetero cerró de manera contundente la fase de grupos y se confirmó como serio aspirante al título con nueve unidades, mientras que el once nipón se despidió de la Copa con un punto.

Con remotas posibilidades de avanzar a la siguiente ronda, el conjunto asiático se fue al frente desde el silbatazo inicial a tratar de abrir el marcador y manejar el partido, pero aunque tuvo algunas opciones, fue incapaz de concretarlas.

El ya calificado cuadro colombiano, por su parte, se mostró un tanto relajado de ahí que el rival le metiera presión, pero sin ir mucho al frente se encontró con una falta dentro del área de Yasuyuki Konno sobre Éder Balanta en claro penalti.

El volante Juan Cuadrado se encargó de cobrar la pena máxima y lo hizo con potencia por el centro para engañar al portero Eiji Kawashima, quien se tiró sobre su costado derecho, para hacer el 1-0 en el minuto 17.

Luego, aunque con la presión del rival, los dirigidos por el argentino José Pékerman tuvieron para el 2-0 y manejar el partido cuando en servicio retrasado, Jackson Martínez tuvo para anotar con la puerta abierta, pero echó el balón por un costado.

La insistencia japonesa tuvo su recompensa en el minuto 45 cuando por derecha llegó centro al área colombiana que Shinji Okazaki remató con la cabeza a media altura para vencer a primer poste al arquero cafetero David Ospina y hacer el 1-1.

Para la segunda parte, el representativo sudamericano se mostró más firme en la cancha y en el minuto 55 puso las cosas 2-0 con el tanto de Jackson Martínez, quien recibió por izquierda, se acomodó y sacó disparo cruzado para vencer a Kawashima.

Aunque se sabía ya eliminado con la ventaja colombiana, los dirigidos por el italiano Alberto Zaccheroni fueron insistentes ante el marco rival, pero la zaga contraria estuvo bien aplicada en espera de lanzar el contragolpe.

Y éste se dio en el minuto 82 con el segundo de la tarde para Jackson Martínez, quien con tiro cruzado venció al arquero nipón para hacer el 3-1 y con ello cerrar una primera fase memorable para el cuadro sudamericano.

A los 85 minutos Pékerman hzio un cambio memorable, sacó al portero Ospina y metió a Faryd Mondragón para que se convirtiera en el jugador más longevo en disputar un choque mundialista con 43 años de edad cumplidos. Todavía el veterano arquero atajó un remate nipón

Con un cuadro asiático desfondado, pero sin dejar de empujar al frente, Colombia puso cifras definitivas 4-1 en el minuto 90, con el tanto James Rodríguez, quien en su ingresó por izquierda al área japonesa, se quitó a rivales y bombeó ante la salida de Kawashima.

Aceptable el trabajo del silbante portugués Pedro Proença y por los nipones amonestó a Yasuyuki Konno, mientras que por Colombia mostró cartón preventivo a Fredy Guarín.

cmb