CIUDAD DE MÉXICO, 16 de junio.- Era otro sistema de juego y otro futbol, pero la Copa del Mundo de Italia 1934 guardaba hasta ayer una coincidencia con la época actual: en los primeros 10 partidos de la fase inicial, al igual que en Brasil 2014, no se dio ningún empate.

Hace 80 años, el torneo se desarrollaba por primera vez con eliminatorias a un partido directo, no había grupos y, en caso de darse una igualada, el resultado debía definirse en tiempos extra.

La seguidilla de victorias y derrotas terminó en 10, en los cuartos de final, gracias a un empate entre Italia y España (1-1), que en un tercer partido aprovechó la escuadra azzurra para avanzar (1-0) a las semifinales contra Austria.

Se anotaron 54 goles durante ese lapso, 17 menos de los que hasta ahora se acumulan en el presente Mundial. La mayor goleada la marcó precisamente el anfitrión con un 7-1 sobre Estados Unidos en su primera aparición.

Hasta ahora, en suelo brasileño, quien domina ese peldaño es la selección de Holanda con un 5-1 frente a España en el arranque de la actividad en el Grupo B.

No obstante, a pesar de los números y semejanzas que surgen entre ambas Copas, el mejor récord le sigue perteneciendo a Uruguay 1930. Con todo y un formato de cuatro grupos y 13 participantes, los partidos se definieron de principio a fin con victorias y derrotas, sin permitir ningún empate.

Fueron 18 partidos y 69 tantos los que se registraron en aquel tiempo. Las mayores diferencias llegaron hasta las semifinales, en las que tanto Uruguay como Argentina dejaron el marcador 6-1 ante Yugoslavia y Estados Unidos, respectivamente.

Los charrúas levantarían el primer título de los Mundiales algunos días después, con un 4-2 sobre la albiceleste.

A diferencia de 1930 y 1934, Brasil 2014 cuenta con un sistema ya definido de ocho grupos y 32 selecciones previamente calificadas.

El balón tiene patrocinio, existe una mascota (Fuleco) e incluso da lugar a ceremonias de apertura y clausura, en las que algunos artistas forman parte del espectáculo.

Aunque todavía está lejos del mayor parámetro en la historia de los Mundiales, el torneo organizado por Brasil puede colarse al segundo sitio en la lista de récords en caso de que hoy Alemania o Portugal, en el primer partido del día, sumen a la cuenta otro partido sin cifras iguales.

La lista podría hacerse mayor si ocurre lo mismo en los choques entre Irán y Nigeria, y Ghana-Estados Unidos, que son parte del Grupo G y F.

Por ahora, la fiesta de goles y partidos con un sólo ganador no parecen defraudar a los aficionados del futbol.