RÍO DE JANIERO, 16 de junio.- La selección de Argentina cumplió hoy al pie de la letra con su papel de favorita en Brasil 2014, al debutar con un apurado triunfo por 2-1 sobre Bosnia-Herzegovina, en actividad del Grupo F.

Ante más de 75 mil aficionados en el mítico Estadio Maracaná, Argentina se alzó con sus primeros tres puntos, gracias al autogol anotado por el bosnio Sead Kolasinac a los tres minutos del partido. Más tarde, Lionel Messi puso el 2-0 al 64’, mientras Bosnia recortó distancias al 84’, por medio de Vedad Ibisevic.

Apenas se acomodaban los dos equipos sobre la legendaria grama del Maracaná, cuando Lionel Messi se dispuso a cobrar una falta fuera del área de Bosnia.

A los tres minutos, ‘Lio’ mandó un centro rumbo al área, en donde Kolasinac tuvo la mala fortuna de desviar el esférico hacia el fondo de su meta, para poner el 1-0 en favor de los sudamericanos.

A partir de ese momento, Argentina dominó a Bosnia momentáneamente, ya que el equipo balcánico buscó anotar el gol del empate con constantes aproximaciones a zona de peligro y manteniendo una línea defensiva intratable, que pudo contener los embates liderados por Messi.

Javier Mascherano tuvo una clara opción para Argentina al minuto 31, pero su potente disparo fue detenido de buena forma por el portero de Bosnia.

Edin Dzeko fue el hombre que más peligro creó para la zaga argentina, sin embargo, sus llegadas carecieron del acompañamiento para vulnerar la portería albiceleste.

Para el segundo tiempo, Argentina adelantó un poco más sus líneas en busca de aumentar el marcador, pero la zaga europea bloqueó todos sus intentos.

Messi tuvo un acercamiento al minuto 56, pero su disparo de pierna zurda pasó muy por encima de la meta de Bosnia.

Fue hasta los 64 minutos cuando 'La Pulga’ se hizo presente en el marcador para Argentina, al anotar el 2-0 mediante una jugada bien elaborada y al más puro estilo del habilidoso jugador.

Todo inició en medio campo por medio de Ángel Di María, quien abrió la cancha para Gonzalo Higuaín; éste envió el balón de ‘taquito’ para Messi, quien dejó zagueros en el camino para disparar y mandar su disparo al fondo de la meta, en lo que fue una gran jugada de acompañamiento.

A pesar que Argentina controlaba a Bosnia en los instantes finales, al minuto 84 Vedad Ibisevic acercó a su equipo en el marcador, al anotar el 2-1, tras un pase filtrado y con un tiro que pasó por en medio de las piernas del portero Sergio Romero.

Con este triunfo, Argentina llegó a tres puntos para encabezar el Grupo F, mientras Bosnia se quedó en cero unidades. Este lunes concluirá la primera jornada del sector, con el partido entre Nigeria e Irán.

“El sistema del segundo tiempo es mucho mejor”: habla el capitán albiceleste

Sacudido el estrés que causa un debut en un Mundial, Lionel Messi se vio liberado en el segundo tiempo con Argentina. Fue cuando la mayúscula estrella de este equipo pudo plasmar lo mejor de su categoría y decorarla con un bello gol.

Es importante empezar ganando, sacar los tres puntos, si bien es cierto que hay cosas que mejorar. No es sencillo empezar un Mundial, los partidos tienen mucha tensión, porque significa mucho la presentación, hay nervios y ansiedad”, dijo Messi.

Con tanto que ha vivido en el futbol, parece raro que a Messi aún le sigan pasando los nervios que se sienten como un tirón en el estómago. Es cuando parece que no es tan extraterrenal como se le presupone.

Todos estábamos tensos, pero por fortuna en el segundo tiempo tuvimos más tiempo la pelota con nosotros, fuimos a sacar provecho y ése es el camino que debemos seguir.”

Messi habla muy despacio y casi sin abrir la boca. Sin embargo, cuando se trata de futbol le encanta recitar palabras. El parado táctico de Sabella no fue lo mejor y lo acepta desmenuzando lo que sintió en el campo.

El sistema del segundo tiempo es mejor para nosotros, los delanteros; nos gusta más porque podemos tener más opciones de pase y espacios. A mí me gusta jugar a la contra, como en una acción que hubo y terminó con un disparo del Kun Agüero.”

El primer planteamiento no le agradó del todo, “porque nos dificultó las cosas. Los delanteros estábamos muy solos y abandonados, nos mirábamos el Kun y yo y no podíamos hacer mucho por ayudar al equipo. Ocupamos los dos sistemas, pero lo importante es que se ganó y tenemos tres puntos”.

Un renovado Maracaná abrió sus puertas para el Mundial 2014 en una explosión de argentinos que lo llenaron y cantaron sin descanso hasta que el silbante salvadoreño Joel Aguilar terminó las acciones.

No me sorprende que haya tantos argentinos. Es bonito el Maracaná, pero se veía hermoso con los argentinos adentro y no dudo que el apoyo será intenso en Belo Horizonte y Fortaleza .”