TERESÓPOLIS, de junio.- Bastó sólo un momento para que el delantero Neymar da Silva sorprendiera tanto a la prensa como a los aficionados que se dieron cita en la concentración de Brasil, ya que salió con un nuevo “look” tipo “mohicano” y de color plateado, esto, dicen, para batir la meta de Guillermo Ochoa.

Aunque salió con la cabeza cubierta con un gorro, el astro brasileño no dejó pasar un momento para dejarse ver con su nuevo estilo, igual que su compañero Dani Alves, para acaparar la atención y de esta manera enfrentar a México el martes en Fortaleza.

Neymar, uno de los jugadores más queridos por la afición brasileña, tocó el balón, envió algunos centros a sus compañeros y en todo momento lució impecable, corrió, trotó y hasta sonrió cuando los fotógrafos apuntaron a su persona para plasmar su nuevo estilo de cabello.

Si antes, cuando militó en el Santos, fue uno de los integrantes que puso un “tinte” diferente al corte de cabello, aunque cuando emigró al Barcelona de España se tornó más mesurado, tal parece que ahora al estar en su país y ante su gente ha sentido el deseo de granjearse las simpatías del público.

Y es que para el juego ante México, los brasileños están más que tensos por enfrentar a uno de los conjuntos que ya los han puesto a temblar en torneos menores, como la Copa Confederaciones 1999 y en los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Por eso Neymar, aunque no quiere reconocer que cree en las cábalas, ha cambiado de estilo en su corte de cabello para buscar hacer daño a la meta del mexicano Guillermo Ochoa.

Neymar no habló de esto ante los medios, pero a quien se le preguntó fue el gerente de prensa de la selección brasileña, Rodrigo Paiva, quien dijo que el sábado llegó a la concentración el estilista del jugador para hacerle el cambio.

cmb