MIAMI, 13 de junio.- Kawhi Leonard anotó 20 puntos y añadió 14 rebotes, en el triunfo de los Spurs de San Antonio que dominaron ampliamente por segundo partido consecutivo al Heat en su propia arena, al derrotarlos 107-86 y tomaron una ventaja de 3-1 en las Finales de la NBA, por lo que están a un triunfo de lograr el título y el trofeo Larry O’Brien por quinta ocasión en su historia.

Tony Parker añadió 19 unidades para los Spurs, que ahora regresan a casa para el quinto juego de la serie que se jugará el domingo.

LeBron James acumuló 28 puntos y sumó ocho rebotes para el Heat, pero Dwayne Wade encestó solamente tres tiros de 13 intentos en tiros de campo para llegar solamente a 10 puntos en todo el partido.

La “buena noticia” para el Heat, es que podría convertirse en el primer equipo en la historia de las Finales de la NBA en regresar de un déficit de 1-3 y buscar un tercer título consecutivo.

Tony Parker aportó 19 puntos y Tim Duncan sumó otros 10, además de 11 rebotes para los Spurs, que anotaron 57 por ciento de sus tiros de campo.

Spurs perdió dos veces en Miami en las Finales del año pasado, en lo que es hasta ahora su única derrota en unas Finales.

Ahora los Spurs ya ganaron dos duelos en el sur de la Florida, y con una diferencia combinada de hasta 40 puntos.

El Heat de Miami ha logrado triunfos luego de sus 13 derrotas que ha sufrido en los playoffs, pero tras una cuarta aparición en fila en una ronda final, pareciera que ya se les acabó el gas en esta serie.

Miami lució nuevamente con falta de energía, o de esfuerzo, para defender la precisión para mover el balón por parte de San Antonio durante todos los 24 segundos de cada posesión, tiempo en el que Spurs siempre lograba acabar la jugada con un disparo al aro, y con nadie del Heat estorbando, lo que marcó la diferencia.