CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- El defensa Ricardo Osorio ya entrenó con los Gallos Blancos y difuminó así los rumores que lo ponían en el retiro.

Tras su primera práctica, el zaguero explicó que su comentario de que analizaría con detenimiento su futuro, vertido en Monterrey, obedeció a que contempló cada uno de los beneficios y los contras que le traería a él y su familia el cambio a Querétaro. Aclaró que nunca menosprecio a su nuevo club.

“Yo nunca le falté al respeto a la institución de Querétaro. Nunca quise menospreciar al club, lo juro por mis hijas”, comentó en conferencia.

En su nueva aventura, Osorio desea aportar su experiencia por el bien del club y espera que sirva para que se consigan objetivos importantes. El primero de ellos, clasificar a la liguilla.

“Me ha ido bastante bien, me ha tocado ser campeón en los equipos que he estado, me he ganado el cariño de la gente y vengo con la misma idea de trabajar, de poner mi granito de arena.

“He encontrado a jugadores con mucha calidad, con muchas ganas de tomar revancha. Es un equipo que se ha formado para pensar en la liguilla y para eso estamos trabajando duro”.

Aclaró que firmó por un año, aunque espera que su rendimiento le sirva para tener una extensión de contrato.