NATAL. 13 de junio.- En el 2011 empezó la construcción de la Arena das Dunas, en ese entonces empezaba un proyecto muy ambicioso y que sería uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Natal. Pero este escenario diseñado para la Copa del Mundo de Brasil 2014 aún no ha sido terminado en su totalidad y lamentablemente para el comité organizador tendrá que albergar el duelo entre los selectivos de México y Camerún entre polvo y material de construcción en sus alrededores.

Desde que uno llega de la Rodovia Gobernador Mario Covas se ve un estadio majestuoso, un diseño futurista que impacta a cualquiera. En el interior luce intacto, con tecnología de punta y un estilo vanguardista. Pero en las inmediaciones, aún están pendientes muchas construcciones.

La maqueta de esta arena ubicada muy cerca de la sala de conferencias, deja ver que el estadio mundialista tenía presupuestado contar con un centro comercial, varios hoteles lujosos e incluso un parque lleno de árboles frondosos. Una idea muy alejada de la realidad que hoy se percibe en lo que antes era conocido como el lugar que albergaba el Estadio Machadao, escenario que fue demolido para darle pie a la Arena das Dunas, estadio que intentará también convertirse en el centro bursátil más importante del estado Río Grande Del Norte.

Natal es una ciudad limpia y netamente turística, es una opción preferida de los viajeros europeos al ser la ciudad brasileña más cercana al Viejo Continente, pero ahora con su Arena das Dunas no le envidia nada a las grandes urbes brasileñas.