NATAL, 12 de junio.- En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, la Selección Mexicana arribó anoche a esta ciudad, donde el viernes hará su debut en la Copa del Mundo Brasil 2014, en el partido ante Camerún.

Según la programación, hoy por la tarde el Tri reconocerá la cancha del Estadio das Dunas. Ahí, el técnico Miguel Herrera dará a conocer a los once jugadores con los que enfrentará al representativo africano, y confirmará a Francisco Guillermo Ochoa en la portería.

A su arribo, la escuadra tricolor fue escoltada hasta su hotel de concentración, ubicado en una zona exclusiva de la ciudad, por más de un centenar de mexicanos que le dieron la bienvenida entre gritos y cánticos de apoyo.

Los seguidores de la verde que hicieron acto de presencia, además del partido ante Camerún ya piensan en lo que será el duelo ante el Scratch du oro del martes próximo. Su grito fue “¡Brasil va a probar el chile nacional!”, ante la mirada de elementos del ejército, que entre sorpresa y desconfianza los veían sin entender del todo esa algarabía.

El mayor problema para  los espectadores fue que el acceso al hotel estaba restringido por los cuerpos de seguridad, por lo cual les resultó imposible acercarse al sitio. Minutos antes de que hiciera su arribo la delegación nacional, los militares brasileños hicieron una valla para abrir paso a los jugadores.

Al ver que el autobús se aproximaba, la canción Cielito Lindo se empezó a escuchar con fuerza. El buen ánimo era tal entre los aficionados presentes, que hasta Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) recibió palabras de aliento.

Previo a abordar el autobús que trasladó al Tri a la sede de su primer partido, el director deportivo Ricardo Peláez se mostró confiado en que regresará a su  concentración en la ciudad de Santos con triunfos frente a Camerún y Brasil.

Vamos por el máximo de puntos disponibles. Estamos muy bien, muy contentos. Nos vamos muy ilusionados en que podremos ganar este primer partido que es fundamental. Viajamos muy comprometidos.

Hemos formado a un gran grupo afortunadamente y nos vamos con esa ilusión de poder sumar tres puntos en este primer partido, y que nos dé tranquilidad”, comentó el directivo.

La última práctica del Tricolor en el centro O’ Rei Pelé en la ciudad de Santos la mañana del miércoles estuvo sobrevolada por sospechas de que estaba siendo filmada, a pesar de que era a puerta cerrada.

La prensa fue desalojada del centro tras los primeros 15 minutos del entrenamiento, como lo estipula el reglamento que fue dado a conocer por la Federación Internacional de Futbol Asociación a los medios.

Miembros de seguridad de la FMF recorrieron después los alrededores para asegurarse de que nadie seguía filmando el entrenamiento desde algún balcón, azotea u otro punto.