NUEVA YORK, 11 de junio.-  En su regreso a la competición, el delantero Cristiano Ronaldo, con una asistencia y varios remates peligrosos, cargó a la selección portuguesa, que machacó 5-1 a la de Irlanda, con goles de Hugo Almeida (dos), Fábio Coentrao, Vieirinha y Keogh en propia meta.

El goleador del Real Madrid se perdió los dos anteriores amistosos de Portugal debido a una tendinitis en la rodilla izquierda. Junto a él regresaron Raúl Mireles y Pepe.

Pese a la ausencia, Ronaldo jugó a gran nivel los 65 minutos que estuvo en la cancha, hasta que fue sustituido por Nani. El público en el estadio de East Rutherford le premió su trabajo con una gran ovación.

Un pase de tacón en el segundo gol y cuatro disparos peligrosos son su carta de presentación antes del debut ante Alemania, el próximo 16 de junio. El voraz Ronaldo, que jugó hoy 65 minutos, está de regreso.

Anoche en Nueva Jersey, el técnico Paulo Bento alineó un once más parecido al que seguramente pondrá en liza ante los germanos. Además de Ronaldo, Coentrao y el suplente Nani estuvieron en un excelente plano.

Con el 1-0 a favor -centro de Silvestre Varela y cabezazo de Almeida en el minuto 2-, los tendones de la rodilla de Ronaldo dieron un susto. En el minuto 12, se golpeó en una disputa con Meyler. Se llevó las manos a la zona afectada, pero se levantó enseguida.

Contra los agoreros que ven a un Ronaldo sin brillo físico, el delantero respondió con una falta y la ejecutó a media altura. Cimbró en el poste izquierdo.

Y aún dejó más repertorio. Un taconazo-pared aisló a Fábio Coentrao, cuyo centro golpeó en el defensa Keogh. Otro fogonazo del Balón de Oro de 2013 brindó el tercero a Hugo Almeida. Varela, como en el primer gol, centró, Ronaldo remató de cabeza picado y el rebote lo aprovechó Almeida.

En el reinicio, en un despiste, cuando los portugueses aún se estaban colocando, los irlandeses recortaron por mediación de McLean. Un espejismo, porque los lusos volvieron a embalarse, a pesar de ya no estar Ronaldo, que abandonó el terreno de juego por Nani en el minuto 65.

Fue Nani el que asistió para el cuarto de Vieirinha, que acababa de ingresar. Otra vez Nani puso a Coentrao, una auténtica flecha, el último y quinto gol.

Portugal voló tranquilo rumbo a Brasil, listo para sus citas. Recuperó a Cristiano y recuperó el brillo que no había tenido en los amistosos.