RIO DE JAEIRO, 9 de junio - La selección de fútbol de Camerún arribó el lunes a Brasil para el Mundial después de resolver una disputa por los bonos que cobrarán en la competencia, que la llevó a no abordar el avión un día antes.

El vuelo especial que trasladó a los “Leones Indomables" salió de la capital Yaundé a las 05:00 hora local del lunes y llegó a Río de Janeiro en la mañana, después de que la Federación de Futbol de Camerún (Fecafoot) pagó a cada jugador un bono de más de 5 millones de francos CFA (10.400 dólares), además del bono de 50 millones de francos CFA pagado por el gobierno.

El pago de la federación era equivalente al seis por ciento de la suma que la federación de Camerún debe recibir de la FIFA por la participación en la Copa del Mundo, dijeron funcionarios.

La Fecafoot tuvo que pedir un préstamo por pagar a los jugadores, ya que recibirá el dinero de la FIFA hasta tres meses después de finalizado el Mundial, dijo el responsable de comunicación de la federación camerunesa, Laurence Fotso.

Los jugadores se negaron a abandonar su hotel en Yaundé el domingo para abordar el vuelo rumbo a Río de Janeiro.

Un acuerdo fue finalmente alcanzado y no quiero que la prensa exagere la historia', dijo el entrenador Volker Finke antes del viaje del plantel.

El presidente interino de la Fecafoot, Joseph Owona, dijo que la situación había sido completamente resuelta.

Hemos optado por la transparencia. No hay ningún problema', aseguró.                               

Tras arribar a Río, el plantel de Camerún viajó a Espirito Santo, donde se concentrará durante el Mundial.

Camerún integra el Grupo A en el Mundial junto a México, Croacia y el anfitrión Brasil. Su primer partido es el viernes frente al equipo de Miguel Herrera.

fdr