CANADÁ, 9 de junio.- El piloto mexicano Sergio Pérez no ocultó su tristeza por quedarse sin podio ni puntos en el Gran Premio de Canadá, de la Fórmula Uno, luego que sufrió un contacto en la parte trasera de su monoplaza en la última vuelta de la carrera.

El jalisciense se las había arreglado para sobrevivir a los embates del australiano Daniel Ricciardo y el alemán Sebastian Vettel, que en las últimas vueltas lo sacaron del podio y mandaron al tercer lugar.

En la última vuelta defendía mi posición para entrar en la primera curva cuando de repente fui golpeado por detrás. Fue un gran impacto, pero estoy bien. Estoy muy triste por el equipo, porque teníamos una carrera increíble hoy y la estrategia de una parada estaba funcionando perfectamente”.

Explicó que después de estar peleando la segunda mitad de la carrera, no sólo por el podio, sino por la victoria al germano Nico Rosberg, a quien llegó a sacarle cinco décimas de distancia, se quedó decepcionado porque no pudo sumar

No fue fácil en las últimas vueltas y estuve empujando duro para tratar de salir adelante de Nico (Rosberg) por el liderato. Daniel (Ricciardo) se las arregló para salir adelante de mí cuando tuve un problema eléctrico con mi coche, pero me las arreglé para reiniciar el sistema para el último par de vueltas", apuntó.

Para "Checo" el circuito Gilles Villeneuve era una gran oportunidad para sumar unidades importantes en el campeonato, dentro de la clasificación de conductores.

El podio era posible hoy y estoy muy decepcionado por los puntos que hemos perdido", finalizó.

cmb