CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio.- El técnico Miguel Herrera   hablará con los porteros  para darles a conocer la noticia de aquel que será titular.

En la noche (ayer) tomaremos esa decisión, y ya mañana (hoy) el portero sabrá quién es. Los tres porteros me dan una seguridad total. Tomaremos la decisión y se la transmitiremos a ellos”.

Lo que sí descartó el técnico mexicano es que no rotará a los guardametas porque no quiere desestabilizar la táctica que maneje.

La idea que tenemos es aquel que elijamos pare todo el Mundial para estar compenetrados”.

En este sentido, descartó que tras conocerse al elegido para estar bajo los tres postes del Tri, se dé una situación de mal compañerismo.

No hay fricciones, hemos hablado con el grupo. La decisión de los once me toca a mí, y como les dije: déjenme que yo decida,  para que tengan buena actitud”.

Después de su arribo la noche del sábado a esta localidad, la Selección Mexicana realizó entrenamiento a puerta abierta, en el cierre de su preparación para el debut mundialista.

En el mismo se percibió muy buen humor ya que al  tratarse de una páctica regenerativa, hubo muchas risas.

Paul Aguilar bromeó con sus compañeros mientras hubo una tanda de disparos contra los jugadores que fueron puestos en paredón por perder una cascarita, tuvieron que recibir balonazos como castigo.

Siguiendo con la polémica de la portería, Miguel Herrera despistó a todos en el encuentro de futbol poniendo a Javier Chicharito Hernández como guardameta y a Guillermo Ochoa en la delantera.

No paraba el buen clima como tampoco las sonrisas, a tal grado que Herrera se puso una toalla tapándole el rostro para juguetear con su personalidad.

Ya en un plano más serio, a la hora de atender a los medios de comunicación, el técnico mexicano aseguró que ganar el primer partido debe ser prioridad. “No nos importan los problemas de Camerún por lo de sus premios. En estos días que nos quedan priorizaremos trabajar en la contundencia”.

Herrera cree que es impensable manejar la hipótesis de perder el primer partido, porque no habría tiempo de recuperación pues el partido subsecuente sería contra Brasil y se tienen muchas cosas en contra.

De repente no es tan grave perder el primer partido, pero en nuestro caso sí porque el segundo partido es contra Brasil y Brasil es el local”.

No vislumbra un panorama contra las cuerdas, sabe el técnico que no hay más opciones que el triunfo ante los africanos porque no existe margen de error.