RÍO DE JANEIRO, 6 de junio.- Las selecciones de Holanda e Italia llegaron esta mañana a Río de Janeiro para comenzar su concentración de cara al Mundial de Brasil 2014.

La escuadra holandesa fue la primera selección extranjera en desembarcar a primera hora en la ciudad carioca y, tras descender del avión, se dirigió a su hotel en la zona de Ipanema escoltada por todoterrenos, camiones del Ejército y Policía Militarizada (PM).

La comitiva desplegada por Holanda, que cuenta al menos con cincuenta miembros entre jugadores y cuerpo técnico, salió del hotel de concentración nada más llegar y pasearon por la zona sur de la ciudad en un autobús de los patrocinadores.

Algunos de los jugadores, incluso, se bajaron del autobús y caminaron por las playas cariocas.

En tanto, la selección italiana llegó algo más tarde, con cierto retraso respecto a la hora prevista, a la base aérea de Galeao, en Ilha do Governador, en la zona norte de la ciudad.

90 integrantes conforman la delegación de Italia

Con Gianluigi Buffon, Andrea Pirlo y Mario Balotelli a la cabeza, el equipo pisó suelo carioca a las 7:15 hora local y se puso rumbo al hotel en el que llevarán a cabo la preparación, en la ciudad de Mangaratiba, en la región de la Costa Verde del estado de Río de Janeiro.

La delegación azzurra, con un total de 90 integrantes, fue escoltada por un dispositivo similar al de los holandeses, con camiones de bomberos, policía militar y dos helicópteros.

Los italianos permanecerán concentrados en el Porto Bello Resort, un complejo turístico y deportivo con playa privada y zoológico safari donde se han extremado las medidas de seguridad y donde el clima festivo ya está preparado para recibirlos.

Por el camino, un sonriente Balotelli colgó un vídeo en su Instagram que mostraba su paso por delante de una favela.

ald