CIUDAD DE MÉXICO, 4 de junio.- El deporte, en general, ayuda a desarrollar destrezas físicas, a hacer ejercicio, a socializar, a divertirse en compañía, a aprender a jugar formando parte de un equipo y en un contexto de reglas, y, por fin, a mejorar la autoestima. El deporte es también muy importante para los niños en su desarrollo físico y mental.

El Mundial (o Copa Mundial) de futbol es el principal evento deportivo a nivel internacional: del latín mundialis, es algo vinculado a la totalidad del mundo. Como todo evento de este tipo es una gran ocasión de visibilidad y promoción para el país organizador, la Federación Internacional, los equipos mismos y los jugadores. Cada Mundial de futbol se va junto con un gran esfuerzo de preparación que desarrolla nuevos estadios y nuevas estructuras turísticas fortaleciendo y modernizando los símbolos mismos del futbol en cada país organizador y a nivel internacional.

El Mundial promueve el valor de la paz y de la amistad entre los pueblos del mundo. Cada equipo nacional representa el contexto cultural y social del país: por ejemplo, cuando Italia ganó el Mundial por cuarta vez en 2006, los jugadores y los equipos del campeonato italiano de la Serie A acababan de salir de una de las temporadas más difíciles de su historia. Pero la nacional de futbol supo interpretar el alma profunda del país y, no obstante el clima sicológico que se difundió en el país al final de junio de 2006, la nacional supo rescatar la cultura futbolística del país con una aventura al Mundial digna de la mejor tradición del deporte.

Italia tiene uno de los torneos más importantes del mundo, donde juegan unos de los mejores futbolistas a nivel internacional. Representa en este sentido una meta para los jugadores del planeta, ya sean latinoamericanos, africanos, europeos o de Asia. Los equipos de la Serie A tienen muchísimos fanáticos en el extranjero, así que la participación en esta ocasión de mi país en la mayor competencia de futbol en el mundo encuentra mucha pasión y amistad con muchísimos pueblos que se identifican con nuestra tradición.

Para mi país el Mundial tiene también un sentido histórico. Se cuenta que durante la Segunda Guerra Mundial, la Copa del Mundo fue conservada por el campeón de 1938, Italia. Ottorino Barassi, el vicepresidente italiano de la FIFA y presidente de la Federación Italiana de Futbol, retiró el trofeo en secreto de un banco en Roma y lo escondió en una caja de zapatos debajo de su cama para protegerlo.

Una consideración final: no todo el mundo sabe que el trofeo actual fue diseñado por el escultor Silvio Gazzaniga y producido por
Bertoni en los años 70. Una contribución de estilo italiano, pero también un símbolo de amistad entre los pueblos del mundo. 

 

*Embajador de Italia en México