CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- En un comercial, Lionel Messi, referente de la selección de Argentina, acepta el reto de jugar un partido ante tres niños, quienes lo superan con grandes maniobras con el balón.

Messi logra igualar fuerzas antes los talentosos pequeños, quienes dejan perplejo al elemento del Barcelona con inimaginables triangulaciones.

Al final, el ‘10’ de la albiceleste logra dar respuesta a los impresionante movimientos, al ver que el balón es manejado por medio de un teléfono celular.

fdr