CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- Hasta antes de darse el anuncio de la compra del Querétaro,  Amaury Escoto resistió como pudo la incertidumbre de saber si su club, con todo y algunos problemas administrativos, permanecería en la Primera División.          

El mediocampista de los Gallos Blancos trató de enfrentar los días con la firmeza de sus compañeros, terminando el torneo sin cobrar su salario y reafirmándose como un grupo unido al mando de Ignacio Ambriz.  

Se sufrió mucho, así como se veía desde afuera era como estábamos viviendo. Era difícil seguir sin cobrar un peso. Me marcó la noticia del principio, la incertidumbre de no saber lo que iba a pasar, si era verdad o no que el equipo seguiría. Se hablaban muchas cosas, que si ya no nos iban a pagar, que si el equipo desaparecería... pero nadie nos aclaraba nada”, recordó.

La tarde del viernes, con el anuncio oficial de la Liga MX respecto a la permanencia de los Gallos como un equipo de Primera División tras la adquisición de Grupo Imagen Multimedia (GIMM), Escoto volvió a tomar un poco de aliento para seguir adelante.

Después de enterarme de la noticia, lo primero que llegó a mi mente es el dinero que no tuve en todo este tiempo. Se me hace muy importante la llegada de los nuevos dueños, porque así se borra esa incertidumbre que había desde hace meses. El panorama se ve más alumbrado y nos genera mucha alegría”, agregó.

En días próximos será cuando Escoto y el resto del plantel queretano se reúna con directivos del equipo que desde el pasado viernes encabeza Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Empresarial Ángeles.

Todavía no nos juntamos, seguimos de vacaciones. Pero debemos mantener los pies en la tierra. La gente que llegó pretende que siga el cuerpo técnico, los jugadores y esa mística que nos ha caracterizado en los últimos dos torneos”, aseguró.

El hecho de mantener la franquicia en la ciudad de Querétaro y seguir jugando los partidos de local en La Corregidora era un deseo compartido entre los futbolistas y cuerpo técnico de los Gallos.

La gente se lo merece, era algo que pedía. Si el equipo iba a seguir en la Primera División el primer requisito era que el escudo no se cambie y que todo lo demás siga. Era primordial”,  expresó.

Pese a no tener todavía claro si será tomado en cuenta por Nacho Ambriz en la siguiente temporada, Escoto manifestó su deseo de seguir en el equipo aun con todo lo que vivió en los meses recientes.

Me gustaría seguir. Querétaro siempre ha sido mi casa y yo estoy muy a gusto aquí.  Tengo en mis planes defender esta camiseta por mucho más tiempo”, concluyó.

El mediocampista zapopano tiene 22 años y realizó su debut en 2011, en un partido que el Querétaro perdió como visitante ante Jaguares de Chiapas (4-1). Acumula cinco torneos como parte de los Gallos, en los que sobresalen cinco goles marcados durante el Clausura 2013. Ambriz lo tomó en cuenta en nueve juegos del Clausura 2014.