CIUDAD DE MÉXICO, 31 de mayo.- La noticia no pudo ser mejor para Adolfo Ríos. “Necesitábamos tener certidumbre de lo que pasaría con el equipo. Vivimos una situación muy complicada, pero sabíamos que del tamaño de la aflicción tendría que ser la bendición.  Y estamos muy contentos”, describió vía telefónica. 

Como presidente de los Gallos Blancos, Ríos intentó lograr resultados con lo que pudo. “Fue una gran enseñanza para todos”, continuó. “Ahora tenemos el respaldo de Grupo Imagen, que es una empresa importante. A lo largo de los años la familia Vázquez Raña ha trabajado en todas sus empresas con transparencia y eso le dará certeza a los jugadores”.

Tras reunirse con Olegario Vázquez Aldir, nuevo dueño de los Gallos, y con Ernesto Rivera Aguilar, director general de Grupo Imagen Multimedia, Ríos mencionó algunos de los compromisos que buscarán cumplir a partir de la siguiente temporada.

El hecho de que exista una certeza económica no quiere decir que debemos mirar hacia arriba. Hay que mantener la cordura en todos los sentidos. Darle a la afición lo que se merece, con un equipo que esté lejos de cualquier situación complicada y que se preocupe sólo por jugar al futbol, sin tener que estar pensando en situaciones extracancha”, añadió.

Ríos dijo que aún no hay nombramientos ni el nuevo organigrama, pero que su función se mantendrá directamente en el ámbito deportivo. “Ojalá que se puedan conseguir resultados importantes no sólo en un torneo sino que este equipo pueda trascender y ser una institución ganadora”, finalizó emocionado.