DALLAS, 29 de mayo.- Miguel Herrera, técnico de la selección mexicana de futbol, reconoció que al equipo todavía le falta mucha cohesión en su accionar, la cual espera encontrar de cara a su debut en la Copa del Mundo Brasil 2014 ante Camerún.

La verdad que me dejó tranquilo (el partido ante Israel) porque el equipo ganó, pero me parece que falta mucha coordinación de lo que pretendemos, solo es cuestión de sacar conclusiones para poner el 11 titular”, dijo.

Comentó que el partido que sostendrán este sábado contra Ecuador será el último en el que probará jugadores, ya que confió que ante Bosnia-Herzegovina y Portugal tendrá la posibilidad de usar el cuadro que quiere debute en el Mundial el 13 de junio.

Este sábado vamos a hacer como el último partido experimental, para ya llegar a los últimos dos tratando de poner ya la base de lo que pretendemos”, apuntó.

Manifestó que el objetivo de cara a este cierre final de su preparación es “otra vez tomar la pelota, ir encontrando el cuadro que salte a la cancha contra Camerún, es un partido importante para observar ya a los 23 jugadores, tendré equipo completo para echar mano del que sea”.

Asimismo, el “Piojo” explicó que para dicho encuentro ante los ecuatorianos, el titular en el marco del Tri será Guillermo Ochoa, como parte de la rotación que tendrá en estos duelos.

Por otra parte, se mostró contento porque no pasó a mayores la lesión que sufrió el guardameta Jesús Corona, quien en el partido ante Israel tuvo un fuerte choque con Francisco Javier “Maza” Rodríguez.

Bastante bien, afortunadamente viene ya con el grupo, trae collarín, pero con tratamiento de dos o tres días se recupera y solo queda en el susto. Hoy amaneció con un poco de dolor, pero bien”, concluyó.

El combinado mexicano realizó esta tarde un trabajo regenerativo y el viernes reconocerán la cancha del estadio de los Vaqueros de Dallas, de la NFL, donde el sábado enfrentarán a Ecuador, en partido amistoso de preparación con miras a la Copa del Mundo Brasil 2014.

cmb