MADRID, 27 de mayo.- El seleccionador Vicente Del Bosque dijo hoy que su obligación es advertir a los jugadores para que no crean "que por haber ganado va a ser más fácil" en Brasil y reconoció que "los ojos de ellos, después de haber ganado tanto, no son los mismos que cuando empezaron".

Del Bosque se expresó así en una entrevista con "fifa.com", en la que las preguntas las formularon el seleccionador de Portugal, Paulo Bento, y sus colegas en Estados Unidos y Japón, Jürgen Klinsmann y Alberto Zaccheroni, respectivamente, junto a los españoles Sergio Ramos y Xavi Hernández.

Nuestra labor es advertirles del peligro que corremos, que no creamos que vamos a ganar ahora por haber ganado antes o que eso supone que va a ser más fácil. Creo que lo tienen asumido, pero los ojos de ellos después de haber ganado tanto no son los mismos que cuando empezaron aunque tienen muy buenas intenciones de cara a los próximos campeonatos", afirmó.

Esta fue la respuesta que Del Bosque dio al alemán Jürgen Klinsmann cuando éste le preguntó cómo mantenía al equipo "con hambre de ganar" y le pidió el favor para que "pare un poco y deje algo para los demás".

Del Bosque reiteró su "sentimiento de responsabilidad" ante el Mundial 2014, después de conseguir el título en Sudáfrica 2010 y en la Eurocopa 2012, y comentó que en Brasil el equipo quiere "vivir una fiesta del futbol y disfrutar el reto que tiene por delante".

"Viendo la nómina de entrenadores que han sido campeones del mundo dos veces seguidas sólo hay uno, el italiano Pozzo en 1934 y 1938, por lo tanto, seguramente en buen servicio a la selección, tendría que haber dicho que venga otro porque dos veces seguidas casi es imposible", respondió a la pregunta de Zaccheroni, técnico de Japón, que se interesó por la renovación de "La Roja".

El seleccionador español recordó al italiano que dentro del equipo "ha habido una renovación del 50 por ciento de jugadores de los que jugaron la Eurocopa de 2008 a la de 2012". "Tenemos una base muy estable, pero también ha venido gente nueva que nos ha dado sangre nueva para seguir ganando", apuntó.

Aunque el madridista Sergio Ramos le preguntó por el penalti que él lanzó a lo "Panenka" en las semifinales de la última Eurocopa ante Portugal, Del Bosque optó por calificarlo de "anécdota" y por destacar el peso que el sevillano tiene en el equipo en la defensa junto al azulgrana Gerard Piqué.

"Cada vez que veo a Ramos y a Piqué digo si estos dos funcionan están con confianza, seguros, bien y con buena motivación el resto del equipo va a estar seguro. Si no, vamos a pasarlo mal. Ellos han sido hombres claves en estos últimos años gracias a la eficacia defensiva y al inicio del juego nuestro", añadió.

También Xavi Hernández preguntó a Del Bosque si se disfruta más como jugador o como entrenador cuando se consiguen títulos, a lo que el salmantino respondió sin dudas, después de señalar que él "tuvo mucha suerte en su carrera deportiva, que es un sueño poder jugar once años en el Real Madrid a nivel máximo".

"Es imposible disfrutar más que cuando eres jugador. No hay otra época igual. Cuando eres entrenador siempre, aunque ganes, tienes por detrás algo que te queda algo de mal gusto. Tienes 23 jugadores, 11 juegan y 12 no que también son muy buenos y con los mismos deseos de ganar. El entrenador, si tiene un poco de sentimiento lo tiene que llevar encima. No hay felicidad completa", concluyó. 

ald