MOSCÚ, 26 de mayo.- La selección de Rusia logró imponerse a Eslovaquia 1-0 con un tanto de cabeza de Alexandr Kerzhakov ya casi al final del encuentro, que parecía condenado a terminar sin goles.

La escuadra rusa, dirigida por el técnico italiano Fabio Capello, tuvo que emplearse a fondo para ofrecerle a su público una victoria en uno de sus últimos partidos de preparación para el Mundial de Brasil.

En la primera parte, los rusos controlaron claramente las acciones, pero este dominio no se tradujo en jugadas de peligro para la portería eslovaca, defendida por Jan Mucha.

Eslovaquia no solo se defendió con orden y sapiencia, sino que también llegó a inquietar al cancerbero ruso, Igor Akinféev, más de una vez.

Tras el descanso, el guión del partido no cambió mucho, aunque el conjunto eslovaco comenzó a jugar con más decisión en el terreno de Rusia, sobre todo por medio de Miroslav Stoch.

Los cambios realizados al inicio de la segunda parte tampoco modificaron el juego, con los rusos presionando muy arriba y los eslovacos a la espera de cazar un contragolpe.

Capello volvió a mover ficha cuando faltaban quince minutos para el término del encuentro y dio entrada a Kerzhakov,

El técnico italiano acertó. En el minuto 82, el exjugador del Sevilla conectó de cabeza un excelente centro de Kanúnnikov y, con la complicidad de la defensa eslovaca, envió el balón a la red.

fdr