PRETORIA, 26 de mayo.- Oscar Pistorius llegó el lunes al hospital siquiátrico en el que será sometido a evaluación como parte de los procedimientos por el juicio por homicidio premeditado que se sigue en su contra sentado en el asiento del conductor y hablando por un teléfono celular.

El auto de Pistorius pasó las puertas del hospital siquiátrico Weskoppies, en Pretoria, capital sudafricana, precedido por una vagoneta de la policía.

La semana pasada la jueza Thokozile Masipa ordenó que Pistorius sea evaluado por un panel de cuatro expertos en salud mental en Weskoppies luego de que una siquiatra que se presentó a declarar en su juicio dijera que padece desorden de ansiedad y eso pudo contribuir al asesinato de su novia, ocurrido el año pasado.

Pistorius será evaluado como un paciente externo y podrá regresar a su casa todos los días. Masipa ordenó que se presentara a las 9 de la mañana de cada día de la semana para las pruebas durante más de un mes. Su juicio fue pospuesto hasta el 30 de junio. El atleta paralímpico está libre bajo caución.

El atleta que sufrió la amputación de sus dos piernas está bajo proceso por el asesinato de su novia Reeva Steenkamp, a quien disparó el 14 de febrero de 2013.

Los fiscales dicen que Pistorius, de 27 años, mató premeditadamente a Steenkamp, de 29, luego de una discusión a altas horas de la noche pero su defensa sostiene que confundió a su novia con un intruso peligroso que creyó que se escondía en el cuarto de baño al que le disparó a través de la puerta.

cmb