MÓNACO, 24 de mayo.- El alemán Adrian Sutil (Sauber), tras 114 carreras en la Fórmula 1, es una voz autorizada para hablar de los monoplazas de 2014 y el nuevo reglamento que le ha obligado a perder peso, como le explicó ayer a la AFP antes del Gran Premio de Mónaco.

El germano abundó respecto de si el nuevo reglamento es perjudicial para ciertas escuderías, en materia de peso mínimo (69kg).

Aquí en Mónaco (el Gran Premio es este domingo) es sobre todo una cuestión de concentración. Las fuerzas laterales son menos importantes y el corazón late más rápido. El peso es menos importante, por lo tanto mejor, pero sigo estando gordo. El peso ideal hoy para un piloto está entre 60 y 65 kilos. Algo imposible que yo alcance”, aseveró.

Sutil, compañero del mexicano Esteban Gutiérrez, pesa 75 kilos. “He perdido mucho peso, sobre todo a nivel muscular. Como los coches son más ligeros, eso nos permite estar menos fuertes físicamente. Necesitamos comer menos y nuestro entrenamiento ha cambiado, hacemos menos musculación”.

Expuso su opinión de las nuevas máquinas. “El motor no es realmente un problema, los coches son fiables, es más el comportamiento del monoplaza lo que supone un reto. Cuando llegué a la Fórmula 1 en 2006, era el primer año de los motores V8, el ruido era distinto y los coches eran cómodos de conducir. Ahora, la dificultad ha subido pero el ruido ha bajado, lo que es un poco raro para los pilotos. La máquina es más delicada, porque hay muchos componentes, marchas (los bólidos tienen ocho velocidades), salimos muy rápido de las curvas, pero nos falta adherencia y hemos perdido un 30% de carga aerodinámica”.

Sutil, hijo de un músico, es un excelente pianista; señaló que él ha podido acostumbrarse un poco al poco ruido de los motores.

Es mejor para los oídos, lo que me suponía una preocupación. No entendía nada en la radio y mis orejas se hinchaban después de las carreras. Ahora es más tranquilo, pero puedo entender también que algunos aficionados quieran más ruido. También los hay que están contentos de no tener que ponerse tapones y el espectáculo continúa en la pista porque hacemos todo lo posible porque las carreras sean bonitas”.

Sutil, durante mucho tiempo, ha dudado entre dedicarse de lleno al piano en lugar de  las carreras de automovilismo.

Sigo tocando un poco, de vez en cuando. Mi compositor favorito siempre ha sido George Gershwin, me encanta tocar sus piezas. Ahora no he tenido el tiempo.”