CIUDAD DE MÉXICO, 22 de mayo.- Más de 200 aficionados recibieron al equipo y cuerpo técnico del Real Madrid a su llegada a Lisboa, Portugal, donde se llevará a cabo el próximo sábado el partido final de la Liga de Campeones de Europa contra el Atlético de Madrid.

La expedición madridista viajó con todos los jugadores, así como con el sancionado mediocampista Xabi Alonso, quien no jugará la final de Champions, debido a una sanción. El portugués Cristiano Ronaldo pasó sin saludar, mientras que Sergio Ramos sí respondió a los aficionados y prensa.

El vuelo que transportó al plantel ‘merengue’ aterrizó en el aeropuerto militar de Figo Maduro. Después, el equipo se trasladó a un lujoso hotel que se encuentra a unos 1.5 kilómetros de la ‘Fan Zone’ de sus aficionados.

Real Madrid fue el equipo más madrugador en llegar a la capital lusitana. Partió en Madrid, desde el aeropuerto Internacional Adolfo Suárez, de manera curiosa, con la misma tripulación que les llevó a Múnich para afrontar el duelo de vuelta de las semifinales en la que vencieron 0-4 al Bayern.

fdr