MIAMI, 20 de mayo.- El entrenador estadunidense Steve Sampson consideró ‘difícil’ que alguna de las selecciones de Concacaf que asistirán a la Copa del Mundo Brasil 2014 libren la primera fase.

Difícil para cualquier equipo, no lo veo' dijo, refiriéndose al grupo de la región que estará en el Mundial, que incluye a Estados Unidos, México, Costa Rica y Honduras.

Señaló que el técnico alemán Jurgen Klinsmann ha hecho un excelente trabajo con los estadunidenses durante la eliminatoria, pero “jugar contra equipos de la Concacaf no es lo mismo que enfrentar a Ghana, Portugal y Alemania” que completan el Grupo G.

El timonel de Estados Unidos en Francia 1998 y de Costa Rica en Corea-Japón 2002, señaló que el equipo de Klinsmann “es combativo, pero en el papel no tiene jugadores para ganarle a ninguno de los tres y solamente la cohesión de grupo y goles a balón parado podrían ser la diferencia”.

En cuanto a México, vaticinó que el equipo del “Piojo” Miguel Herrera “va a tener un desempeño mucho mejor que en la clasificación”.

El entrenador ha hecho un excelente trabajo de manejar el grupo y mejorar la química dentro del mismo y pienso que ellos, aunque están en un sector  bastante difícil (con Brasil, Croacia y Camerún) van a mostrar un excelente nivel', apuntó.

Costa Rica creo que es el mejor equipo que ha tenido en mucho tiempo y el entrenador Jorge Luis Pinto conoce bien la cultura, aunque es colombiano”.

Ha sabido como manejar al jugador tico y al grupo. Pienso que tiene muchos jugadores con talento y la única preocupación es la defensa, porque a los defensas les gusta atacar y en un Mundial un equipo que abre la línea baja tendrá problemas', agregó.

Finalmente, sobre Honduras dijo que tienen la ventaja al ser su segunda cita consecutiva del orbe y señaló que “aunque han aprendido mucho y son un equipo capaz, no creo que vayan a avanzar a la segunda ronda”.

No es porque no hayan mejorado, sino porque los equipos que tienen que enfrentar (Francia, Ecuador y Suiza) tienen más futbol, tradición y más jugadores especiales para ganar ese partido', concluyó.

fdr