LISBOA, 2 de mayo.- La UEFA no tiene previsto poner a la venta entradas en taquilla para la final de la Liga de Campeones que se disputará en el estadio de La Luz de Lisboa el sábado 24 de mayo entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Así lo confirmó hoy el departamento de venta de entradas de la UEFA en Lisboa, que advirtió además de que las entradas serán personalizadas -tendrán inscrito el nombre y apellidos del comprador- y se realizarán controles de identidad en el estadio para denegar el acceso a quienes se hagan con una en la reventa.

El estadio de La Luz cuenta con una capacidad para 65 mil espectadores, pero los organizadores sólo permitirán la entrada de 61 mil personas por motivos de seguridad.

Los dos equipos finalistas contarán con 17 mil entradas cada uno para repartir como decidan.

Para el público general se reservaron únicamente tres mil entradas que fueron colocadas entre los miles de participantes en un sorteo celebrado a mediados del mes de marzo a través de la web de la UEFA.

Los restantes 24 mil billetes se encuentran en manos de la propia UEFA, que las distribuirá entre el comité organizador, federaciones de futbol, patrocinadores, entre otros.

Por su parte, un portavoz de la Federación Portuguesa de Futbol (FPF) informó de que "la pequeña cantidad de entradas" a la que tuvieron acceso "fue destinada a fines institucionales".

730 y 930 euros, precio de los boletos

El Real Madrid tiene abierto el plazo de solicitud de entradas para los socios del club blanco hasta el 5 de mayo y, como es tradicional, si las solicitudes superan al número de localidades disponibles se celebrará un sorteo ese mismo día.

El Atlético de Madrid no se pronunció todavía de manera oficial, aunque en otras finales recientes -como la de la Liga Europa en 2012- tuvieron preferencia los socios más antiguos que dispongan del abono total de la temporada.

El precio de las entradas oscila entre los 70 y los 390 euros, una cantidad similar a de la final de Wembley del año pasado en la que el Bayern Múnich se impuso al Borussia Dormund por 2-1.

Lisboa espera la llegada de miles de aficionados de ambos equipos para un encuentro histórico, ya que es la primera vez que dos clubes de la misma ciudad llegan a la final de la Liga de los Campeones.

ald