LONDRES, 28 de abril.- El mandamás de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, evitó pagar mil 456 millones de euros en impuestos en el Reino Unido en 2008 al alcanzar un acuerdo con la Hacienda británica, reveló la BBC.

Según la cadena pública, tras ser investigado durante nueve años por Hacienda, Ecclestone llegó supuestamente a un pacto para tributar solamente la cantidad de 12 millones de euros por unos fondos familiares que tenía en el extranjero.

Se espera que salgan a la luz detalles del caso tras haber tenido acceso a documentos empleados durante el juicio en Alemania contra el magnate británico, de 83 años.

Según asegura el consejero delegado de la Fórmula Uno, que afronta en ese país cargos de corrupción por supuesto soborno a un funcionario bancario, solo durante el pasado año pagó más de 60,7 millones de euros en concepto de impuestos en el Reino Unido.

La investigación se remonta al año 1995, cuando Ecclestone se aseguró la propiedad de los lucrativos derechos de televisión de la Fórmula Uno y al poco tiempo trasladó sus activos fuera del Reino Unido, cediéndole los derechos a Slavica, su entonces esposa.

Slavica transfirió los fondos una cuenta familiar en Liechtenstein antes de venderlos a cambio de un enorme beneficio por el que no tributó en el Reino Unido.

Si se demuestra que Ecclestone controlaba esos fondos, algo que él siempre negó, el directivo podría tener que hacer frente a esos más de mil 200 millones de libras en impuestos en Gran Bretaña, de acuerdo con la BBC.

Además, según esta emisora, podría tratarse de la mayor artimaña fiscal cometida a nivel individual en la historia del Reino Unido.

fdr