MÚNICH, 28 de abril.- Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, aseguró que el ‘catenaccio’ (cerrojo en italiano) "no es una mala palabra", pero descartó que vaya a ser su táctica para el Allianz Arena, en un encuentro en el que aseguró su equipo necesita "marcar" y "hacer algo distinto" para sorprender al Bayern Munich en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones.

El 'catenaccio' no es una mala palabra, para los italianos no es mala palabra porque nos dio mucho éxito. Nosotros ya olvidamos el partido de Dortmund, cada partido es diferente y fue uno aislado. Ahora es otro nuevo en el que tenemos que dar lo mejor, pero a veces el 'catenaccio' no daña', resaltó en rueda de prensa.

Ancelotti espera un partido de las mismas características al que se dio en el estadio Santiago Bernabéu, con un Bayern Múnich con la posesión y el Real Madrid armando peligrosos contragolpes.

No creo que vaya a cambiar mucho el partido tácticamente. Ellos tienen una filosofía que no van a cambiar. Nosotros necesitamos hacer algo distinto, aunque no creo que la táctica sea la cosa más importante si no el aspecto mental, las ganas de llegar a la final'.

El técnico madridista volvió a recordar que nunca ha perdido en el Allianz Arena. "El pasado es pasado pero tengo un buen recuerdo de este estadio". Reconoció que no lo ha hablado con sus jugadores, ni tampoco reveló el equipo y la táctica que empleará.

"La cosa buena es que tengo toda la plantilla en buena condición física y mental. Elegir los once no es fácil pero no es lo más importante", aseguró.

Repitió un mensaje claro que muestra su forma de plantear el partido. Ancelotti piensa que para estar en la final de Lisboa tendrán que marcar. "La intención es jugar para marcar. Hemos marcado muchos goles en Champions y en Liga. Mi intención es marcar".

Veo un partido de fútbol con un equipo con filosofía diferente por características distintas de los jugadores. Delanteros como Cristiano, Bale y Benzema no juegan un fútbol de posesión, necesitan espacios y para ello una transición más rápida. El fútbol es bonito porque cada uno tiene una propia idea de él. A nosotros nos va un fútbol más rápido en la transición', añadió.

El Real Madrid estará apoyado en las gradas por 3 mil 500 aficionados. Ancelotti está convencido de que sentirán su aliento. "Gran parte del triunfo de la final de Copa fue el ambiente. Ahora jugamos fuera de casa pero no es importante la cantidad de afición si no la calidad".

Ancelotti: "Dijeron que iban a arder los árboles y está lloviendo"

Carlo Ancelotti intentó restar tensión al duelo de vuelta de semifinales de Liga de Campeones a su llegada al Allianz Arena, y con ironía respondió a Karl Heinz Rummenigge, al recordar que dijo que "iban a arder los árboles”.

Ancelotti mostró el estilo con el que dirige al Real Madrid al responder con elegancia a Pep Guardiola, que hoy lanzó un dardo asegurando que leyendo la prensa española ya ve al conjunto madridista finalista y campeón.

Ojalá", respondió Ancelotti sin poder esconder una sonrisa. "Creo que ninguno es tan superficial de decir que hemos pasado. Sabemos que el partido de mañana es muy complicado, jugamos ante un equipo muy grande, tenemos una pequeña ventaja de la ida que necesitamos conservar. Solo esto, pero no pensamos que ya hemos ganado. No es la verdad', agregó.

Ancelotti sí quiso justificar las palabras de Guardiola nada más perder en el Santiago Bernabéu 1-0 en la ida, cuando dijo que el Real Madrid era un "equipo de atletas".

"No fueron palabras de desprecio porque además es verdad que tenemos atletas de gran nivel, con un alto nivel físico", aseguró. "No creo que diga cosas con maldad. De vez en cuando al hablar en rueda de prensa tienes que decir algo, pero Pep es muy serio y profesional. Como yo, está centrado en preparar bien el partido", añadió.

Lo que pasa fuera no es tan importante, de hecho Rummenigge dijo que iban a arder los árboles y está lloviendo. Puede cambiar todo muy pronto', sentenció respondiendo lo comentado por el presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich tras el partido de ida.

Real Madrid entrenó en el Allianz con Florentino Pérez en la cancha

La plantilla del Real Madrid terminó de preparar el duelo de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones en el Allianz Arena, con su president, Florentino Pérez presenciando la última sesión de entrenamiento a pie de césped, sentado en el banquillo del Bayern de Múnich.

En el sitio de Pep Guardiola presenció Florentino Pérez la última hora de entrenamiento del Real Madrid antes de buscar el pase a la gran final de Liga de Campeones.

El presidente madridista encabezó la expedición madridista a Múnich esta mañana y estuvo cerca de sus jugadores para darles ánimos en un momento clave de la temporada.

Los 20 convocados por Carlo Ancelotti tomaron contacto con el césped del Allianz Arena, en un entrenamiento en el que el técnico italiano terminó de preparar todos los detalles del duelo de vuelta ante el Bayern de Múnich tras el 1-0 de la ida.

En principio Ancelotti apostará por un equipo formado por Casillas, Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao, Xabi Alonso, Modric, Di María, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

fdr