CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril.- Ricardo Antonio La Volpe es de esos técnicos que en cada entrenamiento evalúa la calidad de sus futbolistas. En la última jornada, el técnico argentino determinará quiénes podrían salir del equipo rojiblanco para el próximo semestre, al mismo tiempo que sus dirigidos pelearán por clasificar a la liguilla.     

Ricardo en cada entrenamiento te valora, tal vez se vendrán cambios cuando termine el torneo, pero hoy el equipo piensa en tratar de jugar la liguilla y pelear por el campeonato”, comentó Néstor Vidrio, zaguero de los rojiblancos.

La Volpe, en tres semanas, ha detectado que su equipo carece de jugadores de experiencia, por lo que pidió a su directiva que lo apoye para reforzar al plantel. Su discurso, más que una amenaza, funciona como un aliciente para sus dirigidos, los cuales aún tienen la posibilidad de clasificar a la liguilla en la última jornada.

Cuesta mantener un ritmo como el que pide Ricardo La Volpe, aunque vamos entendiendo su idea poco a poco. Él dedica mucho a la preparación física, ahora sólo queda un partido y tratamos de mantener el deseo de estar en la liguilla”, comentó Vidrio.

El equipo rojiblanco necesita ganar y que Pachuca, Atlas y Querétaro no triunfen. El rival es Monterrey, un conjunto que durante el torneo ocupó hasta el último lugar de la tabla y aún mantiene una ínfima esperanza de llegar a la fase final.

“El Monterrey tiene una ligera esperanza, pero creemos que nuestra afición se merece un equipo en liguilla. Todos trabajamos bien y creo que nos merecemos estar dentro. Lo único que podemos hacer es ganar el próximo partido”, explicó Vidrio.

La Volpe, en sus críticas, resalta que Chivas aún muestra algunas deficiencias en el ataque. Los rojiblancos, en su último juego, demostraron que tienen la capacidad para dominar la posesión, pero pierden el esférico antes de llegar al área rival.

“Nos ha faltado generar más opciones al ataque. Ricardo nos dijo que no fuimos tan punzantes en el pasado partido y nos tocó perder, pero ahora nos jugamos todo en la última fecha.

“La derrota contra Pumas fue difícil, pero no nos podemos rendir antes del juego contra el Monterrey. El equipo va a salir a proponer, complicar y en casa tenemos que ganar. Esperamos que los resultados de otros juegos nos ayuden a estar adentro”,  comentó el zaguero del Guadalajara.

El cambio de técnico, hace tres jornadas, permitió que los tapatíos reaccionaran en la fase final del campeonato.  La llegada de Ricardo Antonio La Volpe ilusionó a los aficionados con la posibilidad de volver a pelear por el título. La directiva prepara el equipo para el próximo torneo, a la par que los jugadores esperan rescatar algo en la última jornada del Clausura 2014.

“La esperanza nunca se pierde. La última jornada es determinante, el equipo ha trabajado bien y se merece estar en la liguilla”, insistió.