CIUDAD DE MÉXICO, 23 de abril.- El entrenador Sergio Zúñiga resaltó hoy las cualidades deportivas de los niños de la etnia mexicana Triqui que juegan descalzos al baloncesto pero pidió que se privilegie su desarrollo académico y personal para que salgan de la pobreza.

Estamos comprometidos en que los niños salgan adelante por medio del estudio, y el deporte ha sido un complemento ideal para salir de la pobreza", dijo el entrenador del equipo de niños triquis en una conferencia de prensa en la capital mexicana

Después de ganar un torneo en Argentina en octubre pasado, el equipo de niños, que juegan descalzos, cobró notoriedad y recibió el reconocimiento del presidente mexicano Enrique Peña Nieto y de los Spurs de San Antonio de la NBA.

Por medio del deporte se esta cambiando la vida de muchos niños y ese es el objetivo, ahora estos niños tienen posibilidades de tener futuro académico y no solo deportivo", añadió.

Zúñiga, quien asistió con cinco niños a la presentación de su primer patrocinador, una marca de cereales, recordó que el proyecto con los niños es a cinco años aunque ahora, en el tercero, está rindiendo frutos.

Nos interesa que ellos tengan una carrera y no que sean profesionales del deporte"

El entrenador dijo que el patrocinio dará desayunos a 2.000 niños que participan en el proyecto, 50 de los cuales son los que representan a México a nivel nacional e internacional en el deporte.

Los triquis son un pueblo indígena que se sitúan en el noroeste del estado de Oaxaca, sureste de México y una de las zonas más pobres del país.

El proyecto, que implica la participación de maestros, padres de familia y entrenadores, ha dado resultados porque todos los participantes se comprometieron y han trabajado.

Eso se tiene que hacer todas partes pero desafortunadamente no lo llevan a cabo y nosotros nuestra comunidades lo llevamos al pie de la letra, no importa las circunstancias sino que vas hacer con lo que tienes y estos niños entendieron que tienen que hacer", explicó.

Zúñiga dijo que el proyecto de puede replicar en todo el país y no sólo en comunidades indígenas sino en la ciudad y contó que ya se lo han pedido de otro países, pero primero quiere aplicarlo en México.

Nosotros dijimos, primero en casa y una vez que tengamos el cambio social que México necesita ya podemos decir: este es nuestro plan de trabajo y pueden copiar lo que gusten",

Recordó que lo han pedido en Argentina, país que los invitó y que hasta entrenadores quieren enviar a México para conocerlo con mayor detalle; Ecuador, Perú, Francia y Estados Unidos, "les dijimos que si, ya que no tenemos nada que ocultar, todo es trabajo, disciplina y constancia".

Zúñiga recordó que el plantel Gigantes descalzos de la montaña, que hablan leguas como el zapoteco, el mixteco, el chinanteco y el triqui y que el plantel tiene varios de diferentes edades y su participación en ellos está condicionada a tener un promedio de 8.5 en sus estudios. 

cmb