CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- Pumas de la UNAM amarró esta tarde su clasificación a la liguilla del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX tras vencer 1-0 al Guadalajara, que puso en riesgo su pase a la “fiesta grande”.

En partido de la fecha 16 disputado en el estadio Olímpico Universitario, la anotación del triunfo fue de Daniel Ramírez, en el minuto 54, que le permite a los universitarios llegar a 25 puntos para asegurar un sitio entre los ocho mejores.

Chivas, en tanto, tendrá que esperar, pues con esta derrota se estancó en 21 unidades, por lo que ahora su futuro depende de lo que ocurra en la última jornada del campeonato, donde varios equipos buscan el ansiado boleto.

Ambos equipos llegaron con su necesidad de triunfo para aspirar a la “fiesta grande” y el visitante salió un tanto ofensivo con Omar Bravo, un poco retrasado para abrir las bandas o buscar el disparo lejano, y al momento de defender sólo Aldo de Nigris quedaba en punta.

Con la intención de amarrar de manera definitiva su boleto, el conjunto universitario fue el primero en proponer ante la meta del arquero José Antonio Rodríguez, quien con buen lance evitó la caída de su marco apenas al minuto seis.

El “Rebaño sagrado” de inmediato tuvo respuesta con disparo de David Ramírez que el guardameta local Alejandro Palacios desvió con buen lance para evitar que el rival tomara ventaja.

Cabe destacar que la búsqueda del gol fue más con disparos lejanos que en jugada elaborada, aunque la más clara del primer tiempo la tuvo el delantero paraguayo Dante López, quien sacó al portero y con el marco abierto echó el balón a un costado, al minuto 25.

Con el trascurso de los minutos la propuesta ofensiva fue de Pumas, mientras que Chivas se replegó en busca del contragolpe que no le resultó, pero se vio abajo en el marcador en el minuto 54 por el recién ingresado Daniel Ramírez, quien dentro del área sacó disparo de derecha para el 1-0.

Con la ventaja, los dirigidos por José Luis Trejo tuvieron más llegada sobre el marco rival y la más clara del segundo tiempo estuvo en los pies del mismo Ramírez, cuyo disparo impactó la base del poste derecho del guardameta visitante, que sufría con los embates del rival.

En sus intentos por rescatar al menos la igualada, Chivas tocó la puerta de Pumas, pero el arquero Alejandro Palacios volvió a estar a la altura de las circunstancias para salvar a su equipo.

cmb