MONTECARLO, 18 de abril.- El español Rafael Nadal marcó un hito estadístico al lograr su victoria número 300 sobre arcilla y avanzar a los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, a la que también accedieron las principales raquetas del circuito.

Nadal se impuso 6-1 y 6-3 al italiano Andreas Seppi y continúa firme en el intento de ganar su noveno título en el Principado.

El español se medirá por un lugar en las semifinales a su compatriota David Ferrer, quien avanzó de ronda junto al serbio Novak Djokovic, los suizos Stanislas Wawrinka y Roger Federer, el canadiense Milos Raonic y el francés Jo-Wilfried Tsonga.

La única sorpresa del día la protagonizó el español Guillermo García-López al vencer por 4-6, 6-3 y 6-1 al checo Tomas Berdych, quinto preclasificado.

Nadal se convirtió así en el undécimo jugador en sumar 300 victorias en arcilla desde el inicio de la era profesional del tenis en 1968. El último en lograrlo había sido su compatriota y amigo Carlos Moyá en 2007.

300 victorias para Rafael Nadal sobre arcilla, el undécimo en lograrlo

Considerado como el mejor de todos los tiempos sobre arcilla, Nadal está aún lejos de los 644 partidos ganados por Guillermo Vilas en esa superficie.

Nadal se medirá a su amigo Ferrer, quien venció al búlgaro Grigor Dimitrov por 6-4 y 6-2.

Lo importante ahora es estar listo para mañana (hoy), que será un partido muy difícil”, dijo Nadal. “David es un jugador muy duro en cualquier superficie.”.

Novak Djokovic, defensor del título y segundo favorito, apenas necesitó 47 minutos para arrollar 6-0 y 6-1 a la joven promesa española Pablo Carreño Busta.

“Mi objetivo es seguir jugando así”, dijo el serbio, quien se medirá en la próxima ronda al español García-López. “Es imposible predecir el futuro, pero estoy seguro de que el partido de mañana (hoy) será más largo. Estoy decidido a defender el título”.

Stan Wawrinka avanzó de ronda sin saltar a la cancha por el abandono del español Nicolás Almagro por lesión, mientras que Roger Federer derrotó al checo Lukas Rosol por 6-4 y 6-1.

“Pensaba que Rosol iba a jugar mucho más agresivo al principio de lo que jugó”, dijo el suizo. “Esperaba que los puntos fueran más cortos”.